La huelga del 8 de marzo, la violencia machista y la brecha salarial se llevaron todo el protagonismo. El pasado domingo, en 'El Objetivo', Ana Pastor reunió a siete políticas (Dolors Montserrat, Inés Arrimadas, Manuela Carmena, Ada Colau, Mónica Oltra, Uxue Barkos y Francina Armengol) para un debate feminista. En total, sumaban ocho hijos -seis biológicos y dos adoptivos-, aunque dos de ellas (Arrimadas y Armengol no tienen ninguno), pero se habló muy poco de maternidad. ¿Por qué sería? De hecho, Arrimadas optó por destacar algún aspecto negativo, al señalar que "la brecha salarial y la desigualdad laboral se dispara en el momento de la maternidad; por eso desde Cs promovemos medidas concretas como el aumento de la paternidad". Con opiniones así no es de extrañar que España viva un invierno demográfico… Se debería incentivar más la natalidad (por ejemplo, con el salario maternal), pero tras el debate feminista de estas siete políticas, donde la huelga del 8 de marzo -que no seguirán ni la ministra Dolors Montserrat ni Arrimadas-, la violencia machista y la brecha salarial se llevaron todo el protagonismo… hay poca esperanza. No hubo premio a la natalidad. Hispanidad [email protected]