No sólo son jueces, sino también juezas, para la democracia, lo que revela el progresismo y la hondura intelectual de esta asociación de jueces. No se sabe qué se les ha perdido pero resulta que están muy preocupados por las pensiones de los jubilados. Yo pensé que los jueces se dedicaban a juzgar según la ley pero ahora han decidido meterse a partidos políticos y a elaborar comunicados sobre las manifestaciones de pensionistas. Y es que ya hemos dicho en Hispanidad que hay algo mucho peor que la politización de la justicia: la judicialización de la política. Miedo me da que me juzguen estos magistrados tan ideologizados. Y entre políticos y jueces, no lo duden: me quedo con los primeros. Hispanidad [email protected]