Los fondos son así: juegan para pellizcar plusvalías. Por eso acumulan 3.000 millones en posiciones cortas. A los fondos de inversión no les interesan los medios de comunicación, que están en caída libre, pero sí la publicidad de la que vive, que también. Cuando menos, curioso, pero es así. Lo publica el diario británico Financial Times, que ha buceado en los registros público de los reguladores y de la consultora Markit, para comprobar que hedge funds como Marshall Wallace, Lone Pine o Maverick Capital tienen unos 3.000 millones en posiciones cortas como Omnicom (2.200 millones), WPP (920 millones), Interpublic (426 millones) o Publicis (280 millones). Por el dividendo y a corto plazo; o sea, como movimiento estrictamente especulativo en un sector en crisis (el publicitario) que se superpone a otra crisis (la de los medios), doblemente amenazados además, por los Googles, los Facebook o los Twitter. Hispanidad [email protected]