Sábado, 19 agosto 2017 Número de edición: 5239
Inicio > Confidencial > Vuelve la mili. ¿Qué se busca, defender al país o disciplinar a los jóvenes?

Vuelve la mili. ¿Qué se busca, defender al país o disciplinar a los jóvenes?

Vuelve la mili. ¿Qué se busca, defender al país o disciplinar a los jóvenes?
  • Suecia, el último país en anunciar que recupera el servicio militar obligatorio, que será de 11 meses.
  • Emmanuel Macron, el favorito a ser el nuevo inquilino del Elíseo, quiere recuperar la conscripción… durante un mes.
  • El pasado verano, Alemania incluyó la posibilidad de la mili en caso de “graves amenazas”.
  • En España, Cospedal ha señalado en más de una ocasión que “no podemos tener un ejército con soldados de más de 50 años”.
  • Y el juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, ve necesario que “nuestros jóvenes hagan un par de meses de instrucción militar”.
  • Mientras, Donald Trump pide que los países aumenten su gasto en Defensa.

Cada vez son más países los que se plantean la vuelta de servicio militar obligatorio (más conocido como mili). Pero, ¿qué se busca, defender al país o disciplinar a los jóvenes? Prima la seguridad, claro está, sobre todo, en este contexto de Segunda Guerra Fría en el que nos encontramos y de amenaza yihadista. Sin embargo, no vendría mal que se incidiera un poco en la disciplina.

Suecia ha sido el último país en anunciar que recuperará el servicio militar obligatorio, que será de 11 meses de duración, a partir de 2018. Lo eliminó en el año 2010, pero ahora reintroducirá la mili ante la amenaza rusa y el escaso reclutamiento. Además, hay que tener en cuenta que Suecia no pertenece a la OTAN, por lo que el Gobierno (dirigido por socialdemócratas y verdes) ha tenido que recuperar la mili.

Emmanuel Macron, el candidato favorito a ser el nuevo inquilino del Palacio del Elíseo, quiere recuperar la conscripción (según informa Europa Press)… durante un mes. Lo harían los jóvenes, dentro de los tres meses siguientes a cumplir los 18 años. Claro que no ha sido el primero en plantearlo en Francia, tras los atentados yihadistas de noviembre de 2015, lo propuso Nicolás Sarkozy.

El pasado verano, Alemania también se sumó a la vuelta de la mili, que había sido eliminada en 2011. En concreto, incluyó la posibilidad de que los jóvenes tuvieran que hacer el servicio militar en caso de “graves amenazas”.

En España, aún no se ha optado por seguir el ejemplo de Suecia o Alemania, a pesar de que la mili se retiró mucho antes, en concreto, en 2002 (Aznar se la cargó, ¡qué error!). La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha señalado en más de una ocasión (por ejemplo, en la última Pascua Militar), que “no podemos tener un ejército con soldados de más de 50 años”. Pero plantear la vuelta de la mili debe hacerse no sólo por el bien del Ejército, sino por el de España, para concienciar a la sociedad de que todos somos responsables de la defensa de la patria y estamos obligados a devolver a la sociedad algo de lo que ésta nos ha dado.

Claro que la reinstauración de la conscripción en nuestro país también vendría bien para recuperar las virtudes castrenses (servicio, disciplina, el valor de la palabra dada y el compromiso). Al hilo de esto, el juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, en su blog, ha advertido que España debería tomar nota y plantear “la necesidad de que nuestros jóvenes hagan un par de meses de campamento, o sea, de instrucción militar”.

Mientras, el presidente de EEUU, Donald Trump, ha pedido que los países aumenten su gasto en Defensa hasta el 2% de su PIB. Hasta ahora, la media ronda el 1,5%, claro que España está muy por debajo (0,7%).

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com