El sábado 14 de marzo se celebró en Madrid la manifestación a favor de la vida bajo el eslogan "Cada vida importa. La vida, la Mujer y la Maternidad". Asistieron decenas de miles de personas reclamando a Rajoy que cumpla su compromiso electoral.  

"Nos manifestamos para seguir mostrando nuestro rechazo a la decisión del Gobierno de no derogar la "ley del aborto" y para reivindicar leyes que defiendan la vida de todos en cualquier circunstancia y sin excepciones. Seguimos defendiendo la causa de la vida sin miedo a hacernos presentes a pesar de las incertidumbres existentes en el panorama político español.

Esta manifestación pretende reforzar y reafirmar en la conciencia de la sociedad española -y por reflejo en todo el mundo- que no vamos a acostumbrarnos al aborto; que no vamos a callar ante el abandono de la defensa de la vida por parte de los gobernantes que no, que no vamos a dejar solas a las mujeres embarazadas.

Esta manifestación tiene como objetivo que los partidos políticos -todos- recuerden que el derecho a la vida es el primero de los derechos que tenemos todos los seres humanos y que existe un amplio sector del electorado para el que esta cuestión de la vida y la maternidad es muy importante  y será factor determinante a la hora de decidir el voto. Exigimos una voz que nos represente en el Parlamento y en el Gobierno. Ningún partido político puede razonablemente esperar que los ciudadanos votemos a quién desprecia lo que nosotros apreciamos, ni a quién nos pide el voto para una cosa y hace la contraria en temas innegociables. Queremos hacer patente que la voz de la vida pide y no dejará de pedir, un espacio en la vida española, también en la vida política, en las leyes y en las políticas públicas, hoy mañana y siempre. Porque la defensa de la vida no debe ser discutible ni opcional; es algo irrenunciable y está por encima de situaciones políticas coyunturales.  

Pretendemos que todos sepan que los no nacidos tienen una voz para hacerse presentes; nuestra voz. También pretendemos reforzar y garantizar la continuidad del compromiso social con la mujer embarazada, para que se refuercen y potencien las redes sociales de apoyo a la maternidad.

Queremos decir un inmenso SI a la VIDA de todos; de los no nacidos y de las mujeres embarazadas; de los enfermos terminales a los que amenaza la eutanasia; de las víctimas de la violencia doméstica y de los diversos terrorismos; de los embriones humanos manipulados, destruidos o desechados; de los que sufren y viven en circunstancias no acordes a la dignidad humana porque tienen capacidades diferentes o por injusticias económicas y laborables de todos y los excluidos y marginados por la falta de justicia social y de una adecuada jerarquía de valores. Porque sabemos que la lucha por los derechos humanos y contra la marginación social no acaba con la defensa del no nacido, pero comienza por ella, al ser el momento en el que se encuentra más amenazado e indefenso. Queremos celebrar con todos los pueblos del mundo el Día Internacional de la Vida".

No dejes de visitar www.cadavidaimporta.es.

Clemente Ferrer

[email protected]