En el mundo aún hay alrededor de 300.000 niños soldado, una situación que, según la ONU, afecta a menores de 18 años que forman parte de cualquier tipo de fuerza armada. Entre las labores que desempeñan están las de empuñar un arma, cocinar, hacer de mensajeros y trabajos con fines sexuales, situación que afecta sobre todo a las niñas, informa Servimedia.

También, el último informe de la Asamblea General del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, asevera que existen 50 grupos armados y ocho gobiernos que reclutan o utilizan menores en los conflictos bélicos.

Las organizaciones Alboan, Amnistía Internacional, Entreculturas, Fundación El Compromiso y Save the Children señalan a 19 países que siguen reclutando a menores como soldados: Afganistán, Chad, Colombia, Costa de Marfil, Filipinas, India, Iraq, Líbano, Libia, Mali, Myanmar, Pakistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Sudán, Sudán del Sur, Siria, Tailandia y Yemen.

Cuando surge un conflicto armado los menores son un fácil recurso, "una fuerza militar muy barata y obediente, no piensan en las consecuencias de sus actos en la guerra, comen menos y son fáciles de sustituir", según denunció un misionero del centro Don Bosco Ngangi de Goma.

La pobreza provoca desestructuración familiar, exclusión de la vida escolar, malos tratos, abandonos y secuestros. Es importante impulsar iniciativas de prevención. "Atacar las causas no es suficiente, por eso pedimos a los gobiernos y organismos internacionales que persigan estas prácticas y pongan en marcha medidas preventivas".

Las ONG señalan que durante el año pasado se produjeron algunos avances. Representantes de la ONU mantuvieron un diálogo con 21 países en conflicto, por lo cual se establecieron 18 protocolos y planes de acción con fuerzas y grupos armados.

Por eso, Alboan, Amnistía Internacional, Entreculturas, Fundación El Compromiso y Save the Children piden a los Estados que, aún no lo hayan hecho, ratifiquen el Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño sobre la participación de menores en conflictos armados, la herramienta que asegura que ningún niño sea utilizado como soldado.

La situación actual es que 152 países han ratificado este Protocolo, 22 no lo han firmado ni ratificado y 20 lo han firmado pero no lo han ratificado. España lo ratificó en 2002.

Clemente Ferrer

[email protected]