Después de publicar Una revolución silenciosa, Jesús Trillo-Figueroa (en la imagen) lanzó otra publicación, La ideología de género, en el que volvía sobre sus principales argumentos contra el feminismo radical y la corrosiva ideología de género. Ese libro constituye una guía completa y bien documentada sobre todas las influencias que ha recibido este anti-humanismo. Al mismo tiempo, el libro amplía la visión de conjunto y gana en perspectiva intelectual. Desde la introducción, se aprecia el esfuerzo de Trillo-Figueroa por desentrañar cuáles son las fuentes de que se nutre la corrosiva ideología de género. Por una parte, según el autor, se trata de una nueva versión de la dialéctica que postula el marxismo, con la mujer en el lugar de la clase obrera. El repaso histórico del autor y las lecturas que respaldan su tesis es loable: desde Marcuse o Aldous Huxley hasta Germain Greer, la Conferencia de Pekín de 1995 o Tom Wolfe y su Soy Charlotte Simmons. Por otra parte, la degradante ideología de género introduce todas las aspiraciones que hoy parecen haberse logrado: derecho al aborto, promoción del homosexualismo y la bisexualidad, el divorcio "express" y el "matrimonio gay" o la fecundación artificial. Trillo-Figueroa advierte del peligro que resulta de esta nefasta ideología de género basada en dos adagios: el varón maltrata a la mujer, y el "género", que es un invento cultural que debe desaparecer. En una primera etapa, la infrahumana ideología de género pretende separar el sexo de la sexualidad, la afectividad, la familia y la reproducción. En un segundo plano, se niega la misma existencia del sexo, al mismo tiempo que se incita a la promiscuidad desde la infancia. El resultado de este degradante proceso ideológico es la anulación de la identidad sexual, y por tanto, de la dimensión de complementariedad que hay entre mujer y varón. El libro permite desenmascarar los fraudes de autores como Margaret Mead o Alfred Kinsey, cuyas obras han sido elevadas a la categoría de verdad científica para los defensores de la malvada ideología de género. En el compendio biográfico de los padres de esta mentirosa doctrina, Trillo-Figueroa destaca los aspectos más patéticos, de manera que el libro se convierte en un escarnio contra todas las personas que han contribuido a elaborar esta degradante ideología de género. Clemente Ferrer [email protected]