Campaña de publicidad de la Iglesia Católica  bajo el eslogan "Puedes  modificar tu borrador de la declaración a favor de la Iglesia". "Estarás contribuyendo a una gran labor". Detrás de cada X hay una historia. Personas que se entregan por los demás; aquellos que están necesitados de tantas cosas, de consuelo y esperanza. Por todos ellos, marca la X de la Iglesia en tu Declaración de la Renta. Por tantos que necesitan tanto. "Detrás de cada X hay una historia". Queremos ponerle rostros concretos a cada X de la Declaración de la Renta porque gracias a cada una de ellas se lleva a cabo una inmensa labor que, además, se explica de manera transparente en la Memoria de Actividades. Cada vez que marcamos la X en nuestra Declaración de la Renta, ese sencillo gesto, estamos haciendo posible que el misionero pueda ayudar en la necesidad y, también, ofrecer esperanza y fe. Hacemos que muchas cosas sean posibles con nuestra X. En el periódico Xtantos, cada año, ofrecemos a nuestros lectores artículos y reflexiones de interés sobre la financiación de la Iglesia y también sobre su inmensa labor en ámbitos como el cultural, sanitario, cuidado, atención acompañamiento de enfermos y ancianos. Ponemos en primer plano este año la labor de los misioneros en cualquier rincón del mundo porque son fuente de esperanza y de consuelo, de ayuda a los más necesitados; también de la atención de la Iglesia a los inmigrantes. Y, además, este año hablamos del IBI, de las cuentas de la Iglesia, de la transparencia de la Catedral de Córdoba... Desde el 7 de abril procuramos informar a los contribuyentes de que se puede modificar el Borrador de la Declaración de la Renta y marcar la X de la Iglesia. Además, también se informa desde el programa Xtantos de que se puede marcar juntamente con la de la Iglesia la X de Otros Fines de Interés Social. Ni se paga más, ni Hacienda devuelve menos en ese caso. Es una campaña, la de animar a marcar las dos X, que también realiza Cáritas porque Cáritas y la Iglesia son lo mismo, es la misma realidad. Miles de voluntarios, en su gran mayoría católicos, en las Cáritas parroquiales, coordinados por las 70 Cáritas Diocesanas, contribuyen a crear un mundo mejor, atendiendo a todo aquel que lo necesita. Clemente Ferrer [email protected]