miércoles, 13 diciembre 2017 Número de edición: 5322
Inicio > Confidencial > Suma y sigue. Las reclamaciones a la banca por los gastos de la hipoteca pueden costar 6.700 millones

Suma y sigue. Las reclamaciones a la banca por los gastos de la hipoteca pueden costar 6.700 millones

Suma y sigue. Las reclamaciones a la banca por los gastos de la hipoteca pueden costar 6.700 millones
  • Los bancos más afectados, en el peor escenario, serían Liberbank, Bankia y Bankinter.
  • También afecta, pero menos, a Sabadell, BBVA, Popular y Santander.
  • Deutsche Bank calcula en un informe el impacto en los bancos de la sentencia del Supremo.
  • Todo depende de qué parte de los gastos tienen que cubrir los bancos y el alcance de la retroactividad.
  • Es el otro frente abierto en el sector tras sentencia europea sobre las cláusulas suelo.

Un informe de Deutsche Bank sitúa el impacto para la el sector bancario de la sentencia del Supremo (diciembre de 2015) sobre los gastos de formalización de la hipoteca entre 700 y 6.700 millones de euros.

Es una horquilla muy amplia, ciertamente (entre el 0,2% y el 4% del patrimonio neto tangible del sector), porque depende de dos factores: qué parte de esos gastos deben cubrir los bancos y el alcance real de la retroactividad en las posibles reclamaciones de los clientes. El plazo para reclamar empezó con la sentencia y concluye 24 de diciembre de 2019.

En el peor de los escenarios que calcula Deutsche Bank (DB), el impacto de la sentencia del Supremo, por porcentaje de capital tangible sería el siguiente: Liberbank (4,8%), Bankia (4,2%), Bankinter (4,1%), Sabadell (2,8%), BBVA (2,2%), Popular (2,1%) y Santander (0,7%).

Es el siguiente frente abierto en sector tras la sentencia europea de diciembre sobre las cláusulas suelo, aunque ha quedado en segundo lugar, pero no es menos inquietante.

Tradicionalmente, esos gastos han sido asumidos por los clientes, pero según el fallo del Supremo deberían correr a cargo de los bancos, en su totalidad o al menos la mitad.

Nos referimos a los gastos que acompañan a una escritura hipotecaria: notario, Registro de la Propiedad, el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, y otros gastos, como el de gestoría.

Los bancos temen, en cualquier caso, una batalla de demandas en los tribunales, sobre todo cuando algunas sentencias ya han dado la razón a los clientes en sus reclamaciones.

Una de esas sentencias, por ejemplo, da la razón a un cliente de BBVA y considera que el banco debe pagar “todos los tributos, comisiones y gastos ocasionados por la preparación, subsanación, tramitación”, sin perder de vista que esos pagos se adoptan “en beneficio del prestamista”. BBVA fue condenado a devolver 3.371 euros al cliente por esos gastos.

El informe de Deutsche Bank tiene en cuenta una serie de variables, según el alcance de las reclamaciones, y maneja distintos escenarios de aplicación de la sentencia del Supremo.

A juicio su juicio, los gastos potencialmente reclamables son el 100% de registro y el 50% del notario, mientras queda excluido el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (55% del gasto total). Tiene en cuenta las propias dudas que no resuelve la sentencia del Supremo en los gastos que debe cubrir el banco y qué hipotecas pueden reclamar.

Los dos escenarios, según el número reclamantes, son básicamente dos: los 4,4 millones de hipotecas vivas, o las concedidas los últimos cinco años, 1,2 millones. De esa horquilla, depende el impacto en la banca, entre 700 y 6.700 millones de euros.

El informe de Deutsche Bank calcula que los gastos en una escritura hipotecaria suman 3.400 euros en una hipoteca media de 120.000 euros (es decir, el 2,8% del crédito). Esos gastos se reparten entre el pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD, el 55% del total), notario (18%) y registro (8%) y, por último, los derivados de la tasación o administrativos.

Has un tercer escenario muy poco probable. Sería el caso de que la banca tuviera que cubrir el 100% de todo, también el impuesto de AJD) y que afectada a las hipotecas concedidas en los últimos 15 años (9,4 millones). En ese caso el impacto sería de 32.000 millones brutos, el 10% del valor en libros del sector.

Rafael Esparza