Propone el aumento de la internacionalización como gran solución

 

Los grandes empresarios del país acudieron este martes al Palacio de La Moncloa para escuchar el cuarto Informe Económico del presidente del Gobierno. El nuevo presidente de la CEOE, Juan Rosell, encabezaba una comitiva formada por Emilio Botín (Banco Santander), Isidro Fainé (La Caixa), Rodrigo Rato (Caja Madrid), César Alierta (Telefónica), Antonio Brufau (Repsol), Salvador Alemany (Abertis), Baldomero Falcones (FCC), Alejandro Echevarria (Telecinco), Luis del Rivero (Sacyr Vallehermoso), Isidoro Álvarez (El Corte Inglés) y José Manuel Entrecanales (Acciona), entre otros.
Unos más cercanos que otros, pocos satisfechos con la gestión del presidente, pero todos respondieron una vez más a la llamada de Zapatero, que quiso rodearse de los presidentes de las grandes empresas como parte de la parafernalia de su presentación. No desaprovechó la oportunidad el presidente del Gobierno para lanzar elogios al liderazgo y la ambición de muchas de nuestras empresas. Por cierto, que Zapatero animó a los presentes a profundizar en la internacionalización, es decir, cuando las cosas van mal en España hay que apoyarse en el exterior.
Eso sí, entre los presentes no se encontraba Francisco González (FG), presidente del BBVA, que se ha destacado por ser el más crítico de los grandes líderes empresariales. En la primera cumbre de empresarios españoles, a la que acudieron los presidentes de 37 grandes empresas del país, FG fue el más duro en sus críticas contra las reformas de Zapatero. El presidente del BBVA había acudido a regañadientes después de que MAFO le pidiera que recapacitara sobre su decisión inicial de enviar al consejero delegado del banco, Ángel Cano. FG escuchó la petición del gobernador, pero durante la cumbre descargó sin piedad contra el presidente del Gobierno. Es algo que Zapatero no perdona y aprovecha a su vez para criticar en distintos foros al presidente del BBVA. En esta ocasión, aprovechando la multitud, FG ha optado por la sinceridad, es decir, por no sumarse a la cla de las sonrisas y los aplausos.
Mariano Tomás
[email protected]