Rubalcaba no lo cree necesario, especialmente tras los dos etarras detenidos a tiros en Francia

 

Más discrepancias entre ZP y su segundo, Rubalcaba. Tras la detención de dos etarras, a tiros, en Francia, tras herir a una gendarme, ZP no renuncia a pasar a la historia como el pacificador de Euskadi, mediante un proceso de "verificación internacional" del abandono de la violencia y la entrega de las armas por parte de ETA.

Para Rubalcaba, de nuevo Zapatero se equivoca. Nadie se va a creer después de un tiroteo que los etarras aceptan la paz sino es por conveniencia electoral ante las municipales de mayo. Es más, se corre el peligro de que el abandono de la violencia no suponga el abandono de las armas y que, en pocas palabras, tal cual sospechan las fuentes policiales con las que ha hablado Hispanidad, que ETA se esté reorganizando en Francia.

Miriam Prat

[email protected]