Y mientras, las multinacionales del empleo precario hacen su agosto

 

Según datos de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), un total de 651.006 autónomos cotizaban a finales de septiembre de forma voluntaria para cubrir las prestaciones por cese de actividad y por las coberturas de accidente de trabajo y enfermedad profesional, lo que equivale a un aumento del 14% respecto a comienzos de año.

El dato da una idea de la actual situación económica y del estado de la psicología colectiva, pues en vez de acometer nuevos proyectos, los autónomos parecen estar más preocupados por cubrirse ante la que se les viene encima.

Y no es de extrañar, dada la situación económica en España, sin apenas movimiento y con cinco millones de parados. Una situación que es aprovechada por las multinacionales del empleo precario para hacer su agosto. Hoy, por ejemplo, Randstad comunicaba que ha obtenido unos ingresos de 4.232,4 millones de euros con un crecimiento del 12% en el tercer trimestre de 2011.

A río revuelto, ganancia de pescadores...

José Ángel Gutiérrez


[email protected]