España coloca la nueva emisión de deuda al 3,609% y al 4,408%, unos 30 puntos básicos más que la anterior subasta

 

Como bien ha manifestado la ministra de Economía, los mercados se han tranquilizado. Y lo han hecho en seguida. No hay nada mejor que ofrecer más dinero para que lo hagan. Y en eso ha consistido la colocación de la deuda española.

Este jueves, España ha colocado en el mercado casi 3.800 millones de euros en bonos a tres y cinco años, según ha informado el Banco de España. Pero los bonos colocados han aumentado su interés con respecto a la última subasta que se realizó hace un mes. En aquel entonces, los bonos a tres años se colocaron a un tipo marginal del 3,297%, mientras que este jueves lo han hecho al 3,609%, es decir, a algo más de 30 puntos básicos.

De igual manera, los bonos a cinco años se han encarecido y han tenido un incremento de 32 puntos básicos, situándose en el 4,408% de tipo de interés, frente al 4,080% de la vez anterior. De esta manera, España tendrá que pagar más en unos años por estos bonos.

Pese a estas subidas, la prima de riesgo se ha moderado y ha quedado alrededor de los 210 puntos, 10 menos que hace unos días, aunque todavía lejos de cifras anteriores. Además, sigue siendo preocupante la situación portuguesa que está colocando su deuda a más del 7% y que está al borde desde hace ya unos meses de una intervención externa.

Juan María Piñero

[email protected]