Lo encontré en Europa Press, Lo comparto. Nunca más actual ni, tampoco, más oportuno: la presidenta de la Asociación Cultura de la Vida, Josefa Romo, ha aseverado: "El aborto es un grave daño para la embarazada, para el feto que lleva en su seno y para la sociedad, y despenalizarlo sería tanto como admitir el robo".

"La propuesta de la despenalización no favorece a la mujer que aborta, pues sufre un fuerte trauma psicológico, y hasta físico. El ser humano que lleva dentro pierde la vida y no llegamos a verle, como todos desearíamos. Además, la sociedad se empobrece porque pierde su futuro, sus recursos humanos y su potencialidad económica".

La Constitución Española afirma, en su artículo 15 que, "Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física", reconocimiento que se contempla en nuestra carta magna como un derecho fundamental y recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos; por tanto, la pena de muerte o las muertes violentas contra la mujer están contra del derecho a la vida, como lo está el aborto provocado. "Resulta sospechoso que un acto tan violento para las mujeres como es el aborto, reciba apoyos de personas y entidades, de igual modo que algunas propuestas políticas, sigan en este punto los intereses de unas pocas empresas privadas que se lucran con una actividad inhumana", termina Romo.

Asociaciones y multinacionales de la ONU hacen depender su ayuda financiera a los países de Hispanoamérica, de la implantación del aborto. Como si fueran totalitarios, no les importa el parecer en contra de la mayoría de la población. ¿Les estorban los pobres a los ricos, pues parece que les tienen miedo Yo creo que los que no tienen en su corazón otra cosa que el ansia de riqueza, quieren para ellos sólo la mesa.

La población es la gran riqueza de los países pobres, y los ricos tienen hoy grandes problemas de relevo generacional por la falta de población, consecuencia de la cultura de la muerte, tan opresora como engañosa, que vino de la mano de iluminados del siglo XIX. La vida es un don maravilloso de Dios, y no tiene otro dueño. F. Hölderlin lo expresa en el verso: "Enigma es el nacer. Ni siquiera el canto puede casi desvelarlo. Como eras al principio, así seguirás. Por mucho que actúe la constricción y el rigor, lo que más puede es el nacimiento. Y el rayo de luz que sale al encuentro del neonato".

Clemente Ferrer

[email protected]