• Antes pedían 1.000 millones de euros. Ahora, el mercado ofrece bastante menos.
  • El problema de la operadora es que tiene mucho móvil y 4G, pero en la banda de 1.800 MHz, con menos capacidad que la de 800 MHz, que será liberada con el dividendo digital.
  • Telefónica, Vodafone y Orange ya pagaron en su día por las nuevas licencias de 4G,  cosa que no hizo la operadora de TeliaSonera.
  • Y ACS lo lamenta: tiene un 17% de la compañía.

Y me dirán ustedes: ¿Qué relación hay entre el Duopolio -Antena 3 y Telecinco- y Yoigo Mucha y tiene que ver con el dividendo digital, es decir, con el 4G. Para que nos entendamos: los servicios de 4G se pueden dar a través del espectro de 1.800 MHz o a través del de 800 MHz. El primero -1.800 MHz- es el que actualmente utilizan todas las operadoras que ofrecen 4G, Yoigo incluida. ¿Qué ocurre Que la de 800 MHz es la buena, la que ofrece mayores posibilidades para la transmisión de datos.

El problema es que para las operadoras puedan utilizarla -cosas de la tecnología- es necesario disminuir el número de canales de TDT. Y en eso llegó el Tribunal Supremo, que dictó la famosa sentencia -noviembre de 2012- que obligaba al Gobierno Rajoy a cerrar nueve canales de TDT que habían sido adjudicados de manera irregular por el Ejecutivo de Zapatero. Tres de Antena 3TV, dos de Telecinco, dos de Unedisa y dos de Vocento.

A partir de ahí, lo que ustedes ya conocen si han seguido la historia en Hispanidad -hemos sido los únicos en contarla- y que se resume en las presiones que el Duopolio Lara-Berlusconi ha ejercido sobre el Gobierno para que no cumpliera la sentencia. Las operadoras -Telefónica, Vodafone y Orange-, mientras tanto, han visto cómo se retrasaba la liberación del espectro de 800 MHz de 4G, espectro por el que ya pagaron en julio de 2011. Telefónica, 700 millones de euros, Vodafone unos 500 millones y Orange en el entorno de 400 millones.

Pero la situación ha cambiado radicalmente: Rajoy ha decidido cumplir la sentencia. Es decir, se va la liberar -por fin- el espectro de 800 MHz de 4G. Y aquí es donde entra Yoigo, precisamente porque no tiene licencia para operar en ese espectro. En otras palabras: el dividendo digital devalúa a Yoigo. En su día, la operadora que dirige Eduardo Taulet (en la imagen) pedía 1.000 millones de euros a todo aquél que quisiera comprarla.

Ahora, el mercado ofrece mucho menos: no tiene la banda 800 MHz de 4G y, además, basa su negocio en el móvil, el segmento del mercado más saturado. Ah, y no tiene fibra óptica. Sin duda, una situación que lamenta Florentino Pérez, toda vez que ACS sigue siendo el accionista de referencia por detrás de la matriz, con el 17% de la teleco. FCC y Abengoa (3,4% y 3% respectivamente) también sufrirán la caída. En resumen, Yoigo está llamada a ser vendida pero a un precio mucho más bajo.

Pablo Ferrer

[email protected]