La vicepresidenta del Gobierno asegura que el real decreto está preparado y que no hay discrepancias sobre el banco malo

Además de las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros, en la rueda de prensa posterior, la vicepresidenta del Gobierno ha afirmado que se ha propuesto en el mismo la aprobación de las normas impuestas a cambio de  la ayuda de 100.000 millones de euros para sanear la banca. Sin embargo, y a pesar de que el real decreto sobre la nueva reforma financiera está ultimado, la propia Comisión Europea ha pedido una semana de plazo para estudiar el texto. "No hay puntos discrepantes, sino la voluntad de trabajar juntos", ha explicado.

En cuanto a la figura del banco malo y a posibles discrepancias con la CE, Sáenz de Santamaría lo ha negado: "No hay un problema en relación al banco malo".

Será el próximo viernes 31 de agosto cuando el Consejo de Ministros apruebe esta reforma.

Pablo Ferrer
[email protected]