Fuertes críticas de los accionistas y proyecto de ampliación de capital, hasta ahora fallido

 

La Junta General de accionistas de Vocento, celebrada en la mañana del miércoles en Madrid, ha resultado un mal trago para el consejero delegado y hombre fuerte de la compañía, José Manuel Vargas. No era para menos si tenemos en cuenta que Vocento entró en perdidas en 2010 (7 millones de euros), con un ABC que no acaba de remontar (17 millones de euros de pérdidas en 2010) y con la capitalización reducida a menos de la tercera parte.

En el trascurso de la reunión, el Ceo Vargas llegó a perder los nervios con la intervención del accionista Hernández Rico, de la asociación de accionistas y empleados de Vocento, quien se mostró en desacuerdo con la marcha de la compañía. Vargas se negó a dar datos de la ampliación de capital prevista y que en un principio tenía intención de alcanzar los 200 millones de euros. El problema es que no se consiguió en su momento y ahora mismo se desconoce cuál será la cifra y la estrategia  a seguir. Lo que está claro es que Vocento necesita dinero y con urgencia.

Eulogio López

[email protected]