Los anuncios de contactos carnales que se venían publicitarios en los rotativos de gran difusión, han saltado a la televisión.

 

El Consejo de Estado afirma que se debe decretar una prohibición expresa a lo largo de toda la banda horaria de todas las cadenas de televisión. Se sugiere esta norma ya que la autorregulación no ha sido eficaz. En la actualidad sólo el canal 10 de Vocento emite este tipo de anuncios.

Por otra parte, los rotativos más destacados de Europa y Estados Unidos han prescindido de los anuncios de roces sexuales. Francia y Suecia son los gobiernos más restrictivos. El único diario que mantiene la sección de contactos carnales es "Libération", bajo el subterfugio de que son anuncios para tratar a otras personas. En Reino Unido, no se mantiene la prohibición explícita, aunque el Gobierno se la ha planteado. Sin embargo ninguno de los grandes rotativos inserta anuncios de sexo, excepto el "Daily Star". En Italia, que no hay prohibición, los grandes diarios como "La Repubblica" han decidido no aceptar anuncios de contactos carnales.

Asimismo la sección de publicidad del rotativo galo Le Monde, ha aseverado que "los anuncios de contenido erótico no están de acuerdo con la línea editorial del periódico". El periódico belga Le Soir afirmó que este tipo de anuncios por palabras que incluyen contactos carnales, es una publicidad "contraria a la imagen que nuestro periódico quiere dar; atenta contra la ética y la deontología". En Inglaterra, The Times y The Independent, afirmaron: "¿cómo vamos a incluir este tipo de publicidad? Es ofensiva contra la mujer y fomenta la explotación sexual". El periódico germano Handelsblatt jamás ha encartado anuncios de contactos libidinosos. Por último, el "International Herald Tribune" ha resuelto prescindir de los anuncios de contactos carnales.

Es urgente legislar para que, en todos los medios de comunicación, se prohíban los anuncios de roces carnales, ya que la prostitución está íntimamente ligada al tráfico de mujeres. Este tipo de publicidad "atenta contra la dignidad de la persona" y origina un quebranto de la vida moral provocando un gran vacío interior y que éste intenta recuperar sus fueros perdidos y lucha por conseguir los efímeros encantos o el regocijo narcisista.

"La pornografía es el fascismo diario de las democracias", afirmó MacK.Catharine.

Clemente Ferrer

[email protected]