• Una fusión que solo ven él y Pedro J. Ramírez, que aumentaría su poder.
  • Ahora, el problema más de fondo no es el ABC, sino la prensa regional.
  • La fusión tiene un 'pero': ninguno de los dos tiene televisión.
  • El mercado espera que Vocento registre un beneficio después de impuestos de -40 millones de euros en 2012.

Empecemos por el final. Los resultados de Vocento de 2012 no van a ser buenos. De hecho, el mercado espera que el beneficio después de impuestos sea de -40,1 millones de euros debido, sobre todo, a la caída publicitaria, estimada en -20,7% en el último año.

Las ventas de publicidad -que representan el 32% de las ventas totales del grupo- habrían descendido un 19,6%, y las ventas totales un 13,7%. La caída de la circulación también ha sido importante y se ha dejado notar en los ingresos por este concepto: han descendido un 8,2% en 2012.

Ante este panorama, Luis Enríquez (en la imagen) se ha empecinado en fusionarse con Unedisa. En su propósito, el consejero delegado de Vocento cuenta con el 'sí quiero' de Pedro J. Ramírez, que vería aumentar su poder, y ese es un tren que no puede dejar pasar.

Lo que ocurre es que ahora el problema ya no es el ABC, sino la prensa regional. La misma que no hace mucho fue el asidero del grupo ante las abultadas pérdidas de su cabecera. Pero es que la publicidad regional y local también ha sufrido un duro varapalo.

En cualquier caso, la fusión tiene un problema no menor: ninguno de los dos grupos tiene televisión. Nos referimos, claro está, a televisión con contenidos propios, porque tanto Vocento como Unedisa sí tienen en propiedad canales de la TDT. Concretamente, el grupo vasco tiene sus cuatro canales alquilados a Intereconomía, Paramount Channel, Disney Channel y MTV. Por su parte, Unedisa ha hecho lo propio con AXN (canal de pago de Sony), 13 TV, Discovery Max y Marca TV.

Sea como fuere, el hecho de que ninguno de los dos grupos tenga una televisión es un 'pero' muy serio a la fusión. Ya se sabe: en el país mediáticamente ciego, el tuerto es la televisión. Enríquez lo sabe y por eso intentó fusionarse con Planeta, pero ésta se negó. José Manuel Lara no ha tenido nunca un especial interés en el papel.

Así las cosas, el único que ha mostrado interés por la fusión ha sido el director de El Mundo, pero los italianos de RCS no están por la labor.

Pablo Ferrer
[email protected]