• India: la Iglesia, ofendida y difamada en un periódico de fundamentalistas hindúes.
  • EEUU: un videojuego acusa a Benedicto XVI de proxeneta y a los cardenales de pederastas.
Las persecuciones a los cristianos se cobran nuevas víctimas. En Vietnam -según informa la agencia Fides- aumentan las sospechas sobre la muerte del líder cristiano de la Iglesia Evangélica vietnamita Hoang Van Ngai, que murió el 17 de marzo mientras se encontraba bajo custodia policial en el distrito de Dak Glong, provincia de Dak Nong. La versión oficial proporcionada por los agentes es "suicidio por descarga eléctrica" que la familia de la víctima niega enérgicamente, diciendo que el hombre ha muerto a consecuencia de las palizas y torturas.

Cuando la policía extrajo a Ngai de su celda, "estaba completamente inerte, como si estuviera muerto, con marcas de color púrpura en la garganta", dice su hermano, testigo ocular. Al día siguiente, la policía anunció la muerte, diciendo que el hombre había "metido voluntariamente los dedos en una toma de corriente eléctrica". Fuentes de Fides lo recuerdan como "una persona valiente y compasiva que ayudaba a los más necesitados". Ngai tenía enemigos entre los funcionarios del gobierno, porque había alzado su voz en repetidas ocasiones contra los abusos de poder y se habían negado a pagar tangentes.

Su familia rechaza firmemente la teoría del suicidio, señalando que más de 300 testigos vieron el cuerpo de Ngai "con muchos golpes y moratones, cortes profundos y el cráneo roto", estigmatizando que la autopsia se ha llevado a cabo sin el conocimiento de la familia. Por ello se ha presentado una carta al Jefe de la Policía de Dak Nong, exigiendo una investigación a fondo del caso y el castigo de los responsables de la paliza. Según CSW "la víctima pudo haber muerto como resultado de la tortura bajo custodia policial. Instamos a una investigación y a tomar medidas serias para garantizar el derecho a la libertad religiosa, con el fin de evitar más violaciónes contra los creyentes".

Por otra parte -informa también Fides-, en la India, la Iglesia ha sido ofendida y difamada en un periódico de fundamentalistas hindúes, el cual publicó que "la Iglesia es un infierno y las religiosas viven una vida de infierno, maltratadas y sufriendo abusos". El periódico es publicado por el 'Bharatiya Janata Party', (BJP) partido fundamentalista hindú, flanqueado por grupos extremistas violentos, como el tristemente célebre grupo paramilitar hindú "Rashtriya Swayamsevak Sangh" (RSS, "Cuerpo Nacional de voluntarios").

En un servicio titulado "La vida de las monjas en el infierno de la Iglesia", el autor, R. L. Francio, insulta la obra de la Iglesia y, de forma completamente falsa, describe la vida de las hermanas, sin escatimar ofensas, afirmando que son casi "esclavas" y denigrando todas sus obras. Como afirman fuentes de Fides, el artículo ha provocado gran controversia en la comunidad de Bhopal y la asociación ecuménica de laicos cristianos "Isai Maha Sangh" ha presentado una denuncia por difamación ante la policía.

Los cristianos reclaman una disculpa del periódico, la retirada del artículo, y la indemnización. La policía ha asegurado que pondrá en marcha una investigación sobre el desagradable asunto. Richard James, responsable de "Isai Maha Sangh" en Madhya Pradesh, declara a Fides: "El artículo es muy desagradable y ofensivo. Tiene la intención de incitar a la tensión entre las comunidades en el estado. Las instituciones deben detener este plan". Sobre las razones de este ataque, Santiago explica a la Agencia Fides: "Detrás de estos ataques están las fuerzas extremistas como el RSS que tratan de crear fuertes tensiones y problemas con las minorías cristianas y musulmanas en Madhya Pradesh, en especial en las zonas rurales y pueblos. Son ataques instrumentales e ideológicos que niegan todo el bien que hace la Iglesia en la sociedad india, la educación y la asistencia a los pobres y marginados. Además sobre las religiosas basta ver el servicio de las Misioneras de la Caridad, las Hermanas de la Madre Teresa, a los leprosos y huérfanos, para comprender la verdad".

Y un último caso. El videojuego 'Vatican Quest' difunde un contenido que es una burla hacia menores víctimas de abusos sexuales y hacia la Iglesia, mediante una acusación contra el Papa emérito Benedicto XVI de proxeneta y a los cardenales de pederastas. El juego, del tipo arcade, se lanzó el pasado 14 de marzo en Estados Unidos, por RoundGames.com y ha llegado a España a través de la distribuidora Minijuegos.com, informa Zenit.

Son algunos de los últimos episodios de persecuciones a los cristianos. Informamos para dar voz a quienes no tienen voz, para reclamar justicia y para pedir oraciones por ellos.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]