Esta clara violación de la libertad religiosa se suma a los hechos de violencia que aún se registran en varias provinciasLos presos de conciencia en Vietnam, recluidos por su oposición ideológica al régimen comunista, no tienen libertad religiosa, según explica el blogger Paul Tran Minh Nhat en una carta escrita al Arzobispo emérito Nguyen Van Nhon, recoge AIN de Asia News.

"Nosotros no podemos ni siquiera asistir a misa los domingos, ni leer la Biblia", declaró el activista en su comunicación con el prelado. "Tuvimos un gran deseo de recibir los sacramentos y el apoyo espiritual de un sacerdote, pero no nos fue permitido por los jefes de la prisión".

La situación de desconocimiento de los derechos de los presos fue también expresada en el caso de María Ta Phong Tan, condenada a 10 años de prisión y recluida en la provincia de Thanh Hoa. A ella también se le negó el acceso al culto religioso y a la tenencia de una Sagrada Biblia. Esta restricción se suma a la mala alimentación, la ausencia de atención médica y la presión psicológica ejercida por las autoridades.

Esta clara violación de la libertad religiosa se suma a los hechos de violencia que aún se registran en varias provincias y a la desconfianza de las autoridades civiles hacia los sacerdotes y los Obispos.

A pesar de estas situaciones, los reclusos no han perdido su fe. Su testimonio motiva tratos especialmente crueles a través de insultos y ofensas hacia sus familiares y amigos fallecidos. "Es realmente horrible cuando alguien ofende a los muertos", denunció Thanh Nghien, uno de los activistas recluidos. "Este es el trabajo sucio de los guardias de prisiones y los directores de las cárceles. Hace tiempo soy prisionero, y sé que los guardias admiran y temen a los prisioneros de conciencia".

Urgen oraciones por los cristianos perseguidos por su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]