• La titular de Fomento, vestida con ablaya, anuncia que empresas españolas competirán por construir el corredor ferroviario, que unirá el norte con el sur.
  • Está a la caza de petrodólares en forma de contratos, pues el país árabe tiene destinados 100.000 millones de euros, sólo para infraestructuras.
  • Aquí las empresas españolas ganaron su mayor contrato en el extranjero, el AVE La Meca-Medina, y también la construcción del metro de Riad.
  • El consorcio, liderado por Talgo, se encarga de realizar este 'megacontrato', que debe estar listo en diciembre de 2016, pues los árabes no aceptan sobrecostes ni retrasos.

Una vez más, el Rey Juan Carlos hace de mediador en los países árabes para conseguir contratos a las empresas españolas. Esta vez le ha tocado viajar a Arabia Saudí, el tercer viaje de los cuatro que hará para visitar los seis países del Consejo del Golfo (Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán, Bahrein, Arabia Saudí y Qatar). Ya sólo le queda Qatar.

En esta visita de tres días no se ha hablado en ningún momento de derechos humanos ni de discriminación religiosa, sobre todo hacia la mujer, un aspecto en el que Arabia Saudí vive aún en la Edad Media, para no molestar a los anfitriones y obtener así más contratos para las empresas españolas. Más bien se ha optado por un cierto peloteo, pues todas las mujeres de la delegación española se han vestido con la obligada ablaya - túnica negra hasta los pies- y el monarca español se ha referido a su homólogo saudí, Abdalá, al que no ha visto en ningún momento por su delicada salud, como su "hermano". Curioso parentesco.

Pero claro esta rendición a los árabes es rentable para España y esperemos que lo siga siendo, pues la ministra de Fomento, Ana Pastor (en la imagen), ha anunciado en la Cadena Cope que las empresas españolas van a competir por construir el corredor ferroviario, que unirá el norte con el sur de Arabia Saudí, 2.400 kilómetros pero no de alta velocidad, y también ha remarcado que el Rey "es el primer embajador de nuestro país".

Pastor se ha vuelto a poner la ablaya, como ya hiciera en Kuwait, en su empeño por conseguir petrodólares del mayor productor mundial de 'oro negro' en forma de contratos para las empresas de nuestro país. Y es que debe agradar a Arabia Saudí como titular de Fomento que es, pues este país tiene destinados 100.000 millones de euros sólo para infraestructuras. Así que debe aprovechar, por eso ha señalado que tenemos los mejores tecnólogos e ingenieros del mundo.

Arabia Saudí se ha convertido en algo así como la rosa del desierto para las empresas españolas, pues fue donde lograron su mayor contrato en el extranjero: el AVE La Meca-Medina por 6.736 millones de euros. También se han adjudicado la construcción del metro de la capital, Riad, por unos 6.000 millones.

El consorcio, liderado por Talgo, es el encargado de realizar el 'megacontrato' del AVE, que debe estar listo en diciembre de 2016, pues los árabes no aceptan sobrecostes ni retrasos, por eso se les pide que aceleren la construcción. Pero están encontrando algunos problemas, además de la arena, los chinos, que realizan la estructura, están entregando tarde y mal. España trabaja ahora en 185 kilómetros de los 450 de este AVE, pero es preciso que trabaje más rápido, pues las obras comenzaron en septiembre de 2012 y casi dos años después no lleva ni la mitad del proyecto.

Además del Rey y de Ana Pastor, otros dos ministros (José Manuel Soria, de Industria y Pedro Morenés, de Defensa), dos secretarios de Estado (Gonzalo de Benito, de Exteriores y García-Legaz, de Comercio) y una treintena de empresarios forman la delegación española.

Cristina Martín

[email protected]