• Hasta EEUU está pendiente de la declaración, hoy miércoles, de Corina Machado ante la Fiscalía.
  • El cardenal Urosa también deplora las medidas contra la exdiputada: "Es tomar muy a la ligera la importancia que tiene el Poder Judicial en nuestra Nación".
  • La oposición rechaza asegura que las denuncias de magnicidio son una estrategia del Gobierno para distraer a los venezolanos de los problemas como la escasez, la inflación o el crimen.
  • La popularidad del presidente Nicolás Maduro se desploma hasta el 24,5%.
Como informamos, en Venezuela, la exdiputada y líder opositora venezolana María Corina Machado acude hoy 3 de diciembre en calidad de imputada ante la fiscal Katherine Harington por su presunta participación en un supuesto plan magnicida contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (en la imagen). Machado niega la culpabilidad y dice que se trata de una represión por su postura frontal contra el Gobierno chavista.

Recordemos los hechos: representantes de alto rango del Gobierno de Nicolás Maduro acusaron en mayo a Machado y a otros políticos de planear el asesinato del mandatario para allanar el camino hacia un golpe de Estado, en medio de una ola de protestas callejeras que estremecieron el país a principios de año. La opositora fue despojada de su investidura e inmunidad parlamentaria este mismo año, acusada por la mayoría oficialista del Legislativo de abandonar su puesto.

La oposición ha rechazado estas acusaciones repetidamente y ha asegurado que las denuncias de magnicidio son una estrategia del Gobierno para distraer a los venezolanos de los problemas como la escasez, la inflación o el crimen. La exdiputada ha reiterado que se enfrentará a las acusaciones que pesan en su contra y ha catalogado los cargos como un intento de silenciar a los críticos con el presidente Maduro.

Además, todos sabemos que en Venezuela la justicia está controlada por el régimen chavista de Nicolás Maduro, que además hostiga y encarcela a los opositores. Que se lo prgeunten a Leopoldo López, otro opositor encarcelado por el chavismo.

Efectivamente, tal es el escándalo que ha tenido repercusión hasta en EEUU, donde una portavoz del departamento de Estado -Marie Harf- dijo que su país está pendiente del caso de Corina Machado, informa la BBC.  Marie Harf dijo que Venezuela debe respetar las libertades fundamentales básicas como libertad de expresión y reunión: "Los problemas de Venezuela no pueden ser resueltos criminalizando a los que disienten".

También se ha referido a este escándalo el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, quien ha deplorado que "se vaya a emprender un juicio absolutamente injustificado" contra Corina Machado, recoge Zenit. "Creo que no se debe llevar a juicio a la señora María Corina Machado porque eso no tiene ningún fundamento", ha afirmado el purpurado. "Parece una persecución política que está utilizando pruebas absolutamente débiles para acusarla de magnicidio", ha asegurado.

En su opinión, la exdiputada "no está absolutamente implicada en ningún intento de magnicidio. "De manera que lamento mucho eso y espero que ese juicio nunca se lleve a cabo porque me parece que es tomar muy a la ligera la importancia que tiene el Poder Judicial en nuestra Nación", ha señalado.

En cualquier caso, la desastrosa gestión de Maduro en todos los ámbitos le está pasando factura. La popularidad del presidente de Venezuela ha caído 5,7 puntos porcentuales hasta el 24,5 por ciento, según un sondeo de opinión realizado por la consultora local Datanálisis al que ha tenido acceso Reuters. El 72,2 por ciento de los venezolanos rechaza la gestión de Maduro. En concreto, el 37,9 por ciento considera que ha sido "muy mala", mientras que sólo el 1,9 por ciento cree que ha sido "muy buena".

Además, el 85,7 por ciento de los encuestados considera que la situación en Venezuela es mala, lo que supone una subida de 4,1 por ciento respecto al mes de septiembre.  

José Ángel Gutiérrez
[email protected]