El candidato de la oposición venezolana se enfrentará a Chávez el 7 de octubre en las presidenciales

 

El gobernador del estado de Miranda (centro de Venezuela) Henrique Capriles ha ganado las elecciones primarias de la oposición venezolana, por lo que será el nuevo rival del actual presidente-dictador de Venezuela Hugo Chávez en las próximas presidenciales del 7 de octubre.

Para estas elecciones estaban convocados 18 millones de venezolanos y con el 95% de los votos escrutados, el actual gobernador de Miranda obtuvo el 62% de los votos. Por detrás quedaron el gobernador de Zulia, Pablo Pérez (30%), la diputada independiente María Corina Machado (3,5%), el exembajador Diego Arria (1,2%) y el laborista Pablo Medina (0,48%).

Pero, ¿quién es Henrique Capriles, cuál es su ideología?

Indagando en la red, hemos encontrad lo siguiente. Tiene 39 años. Hijo de una familia pudiente y nieto por parte materna de judíos polacos sobrevivientes del Holocausto, se define "católico creyente".

Abogado especializado en derecho económico, ganó en 2.000 la alcaldía del municipio caraqueño de Baruta, apoyado por el joven partido Primero Justicia, socialcristiano, al que sigue perteneciendo. En 2004 fue reelegido alcalde, tras pasar cuatro meses preso acusado de no actuar ante un ataque sufrido por la embajada de Cuba durante el golpe de Estado que despojó brevemente del poder a Chávez en abril de 2002, cargos de los que finalmente fue absuelto. Tras la experiencia, estas fueron sus palabras: "Cuando uno pasa por la cárcel, sin duda hay dos caminos: o te alejas de todo lo que es la fe, la parte cristiana, o te acercas. Yo me acerqué". Capriles también agradeció a su abuela materna haberle enseñado a no ser rencoroso.  

En lo económico, propone reemplazar el socialismo de Hugo Chávez por un modelo de izquierdas basado en el brasileño. También propone acabar con algunas prerrogativas que promovió Chávez, como la reelección indefinida y leyes como la que permiten las expropiaciones de tierras. "Chávez plantea el camino del socialismo. Un Estado que quiere ser dueño de todo. Yo planteo el camino del progreso", dijo Capriles. "La clave es la superación de la pobreza, atada al crecimiento económico", ha declarado.

En un artículo de El Tiempo, Capriles se definía así:

"Estoy contra la pena de muerte, a favor de la unión civil de personas del mismo sexo, me defino de centroizquierda y me siento cómodo si me llaman 'progresista'. Estoy de acuerdo con el aborto terapéutico y la píldora del día después. No voy a llegar (a la Presidencia) repartiendo ministerios ni subiendo el precio de la gasolina y tampoco voy a privatizar a la industria petrolera. Respetaremos los acuerdos (hechos por Chávez), aunque renegociaremos muchas cosas... Ah, no quiero ser líder mundial ni una vedette. No estoy cerrado a muchas cosas, pienso que los venezolanos aún tenemos mucho que discutir y estoy dispuesto a promover esa discusión. Soy un hombre de este tiempo y quiero ser presidente de Venezuela".

Es entendible que Capriles sea la esperanza para una gran parte de venezolanos que quieren salir de la dictadura práctica -inspirada en el marxismo-leninismo- que ha implantado Chávez en el país. Seguramente, en materia de derechos humanos, libertades y economía, Capriles le convenga mucho a Venezuela para sustituir a Chávez.

Pero eso no quita para que se puedan criticar ciertas propuestas de Capriles, como el aborto terapéutico o la Píldora del Día Después, en ambos casos porque atentan contra el más importante de los derechos humanos: el derecho a la vida.

Actualmente, el aborto en Venezuela es ilegal salvo en casos de amenaza a la vida o salud de la mujer, así que en eso Capriles no se distingue de Chávez, pues este lleva gobernando 13 años y podía haber cambiado la ley si hubiera querido.

 

La Píldora del Día Después es legal en Venezuela desde 2004 -ya gobernaba Chávez-, según las Normas sobre Salud aprobadas por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, según la BBC. Por otra parte, en este momento en Venezuela la Píldora del Día Después se adquiere sin Prescripción facultativa (según resolución aprobada por el Instituto Nacional de Higiene 'Rafael Rangel', sección Nº 4, acta 8275, de fecha 20-01-2010), informa Prosalud Venezuela. Así que en la PDD, tampoco se distinguen Chávez y Capriles.

Y en el caso de las uniones civiles del mismo sexo, en este momento, en Venezuela no están aprobadas. Aunque el 22 de marzo de 2009, la diputada Romelia Matute -del partido de Chávez, Partido Socialista Unido de Venezuela- presentó la propuesta de la Ley Orgánica para la Equidad e Igualdad de Género, la cual establece las asociaciones de convivencia constituidas entre dos personas del mismo sexo. Esta iniciativa todavía no ha sido aprobada por la Asamblea Nacional de Venezuela. Así que tampoco parecen distinguirse mucho en este tema Chávez y Capriles.

 

En cualquier caso, en el caso de las uniones civiles del mismo sexo, nos remitimos a las 'Consideraciones' del entonces cardenal Ratzinger -hoy Papa Benedicto XVI recogidas por Aciprensa-: "La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad".


Ojalá Capriles evolucione también en ambos terrenos y se convierta en un firme defensor de la vida -no sólo en el caso de la pena de muerte- y de la familia, ambos parte de los principios no negociables definidos también por Benedicto XVI, pues Venezuela necesita sabia nueva y sustituir al actual presidente-dictador, Hugo Chávez.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]