• La justicia aplaza el juicio al opositor Leopoldo López, que se enfrenta a penas de hasta 13 años de cárcel por ejercer oposición democrática.
  • Nicolás Maduro llamó "asesina" a Machado y adelantó que pedirá explicaciones oficiales a EEUU.
  • La OEA muestra su preocupación por el estancamiento del diálogo en Venezuela.
El régimen chavista  -ya se sabe, socialismo del Siglo XXI, es decir, falta de libertades, pobreza e inseguridad ciudadana-  sigue dando que hablar en Venezuela. Son varias las noticias acaecidas en las últimas horas.

Por un lado, el aplazamiento del juicio al opositor encarcelado desde el 18 de febrero, Leopoldo López, acusado de incendio, instigación pública, daños a la propiedad pública y asociación para delinquir. Durante la audiencia de este lunes, a la que la prensa no tuvo acceso, la Fiscalía General y la defensa presentaron sus alegatos. Ante la jueza, López expresó que "sólo en una dictadura decir que hay inseguridad, escasez y miles de razones para protestar es un delito".

Si lo declaran culpable de los cuatro cargos, el dirigente del partido opositor Voluntad Popular podría enfrentarse a una condena de 13 años, 9 meses y una semana de prisión, indicó la fiscal general Luisa Ortega Díaz.

Por su parte, Lilian Tintori, esposa del líder opositor, denunció al chavismo de estar haciendo "psicoterror" con su familia. "Tengo mucho tiempo sin verlo, es un psicoterror familiar lo que quieren hacer. Pero nos hacen más fuertes, porque sabemos que estamos del lado correcto de la historia. Leopoldo está luchando y nosotros tenemos que luchar con él", disparó Tintori, en referencia a la suspensión de visitas impuesta por las fuerzas bolivarianas a López por un lapso de 15 días.

Pero, no contento con eso, el presidente venezolano, Nicolás Maduro (en la imagen), llamó "asesina" a la dirigente de oposición María Corina Machado, supuesta cabecilla de un intento de magnicidio en su contra, y criticó la reacción de la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tras la denuncia de ese plan, recogía Infobae.

No es de extrañar, por tanto, la preocupación de la comunidad internacional ante la situación que viven los venezolanos. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, pidió a los países apoyar el diálogo entre oposición y gobierno en Venezuela "sin presiones ni sanciones" y expresó su preocupación por el estancamiento del proceso.

"La situación de Venezuela sigue siendo motivo de preocupación (...) vemos con tristeza que el diálogo no avanza", dijo Insulza en el discurso inaugural de la cuadragésimo cuarta asamblea anual del organismo que se realiza en Asunción, Paraguay.

Desde que comenzaron las manifestaciones antigubernamentales en Venezuela a comienzos de este año, al menos 42 personas han muerto y más de 800 resultaron heridas. Alrededor de 3.000 personas han sido arrestadas y más de 200 siguen encarceladas.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]