Hasta ahora había defendido que no era momento de pensar en pactos sino en ganar las eleccionesEste martes, el presidente del PNV y candidato de su partido a las próximas elecciones autonómicas vascas del 21 de octubre, Iñigo Urkullu, ha decidido dar un paso más en su estrategia política. Hasta ahora se había mantenido más distante y había defendido que no era momento de pensar en pactos sino en ganar las elecciones.

Pero este martes, en una entrevista a ABC Punto Radio, se ha mostrado dispuesto a ser investido lehendakari gracias al apoyo de EH Bildu, "el del PSE y el del PP". "Con el apoyo de cualquiera, sería una buena señal que, habiendo ganado las elecciones, pudiera recibir el apoyo del resto de formaciones políticas". Porque todas las formaciones que concurren a las urnas el próximo 21 de octubre "son legales, las candidaturas son legales y la legitimidad es de cada una de las formaciones políticas en función de la representación que le hayan conferido los ciudadanos".

No obstante, Urkullu deberá de calibrar bien con quién pacta en caso de ganar las elecciones. Pues, como analistas políticos ponen de manifiesto, un pacto con los proetarras puede dejarles muy marcados y puede dificultarles posteriores acuerdos con el PP en Madrid.

Andrés Velázquez
[email protected]