Tras la polémica entre el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid y el CEO de Telecinco, el italiano vuelve a escena con sus críticas a la compra de derechos de la Champions por TVE

 

Fernando González Urbaneja ya tuvo su enfrentamiento con Paolo Vasile tras sus opiniones sobre Sara Carbonero y el mundial de fútbol. Hace unos días volvió a la carga al echar en cara a Telecinco que cerrara CNN , un canal de información, y cubrir la frecuencia con Gran Hermano 24h, un canal de intoxicación. El consejero delegado de Telecinco no ha dudado en ningún momento en responder, claro está, pero ahora ha vuelto a la palestra  por la retransmisión de los partidos de Champions a partir de 2015.

Telecinco ha puesto una demanda a RTVE después de que ésta adquiriera los derechos de retransmisión de la Champions League de Fútbol durante el periodo de 2012 a 2015. Según Vasile, con la adquisición de estos derechos, TVE está fuera de la legislación española a pesar de ser TVE y ser propiedad del Estado y no tener la sede en las islas Caimán, pero está fuera de la legislación, porque incumple el artículo de la Ley Audiovisual en el que se prohíbe a TVE sobrepujar por contenidos de este tipo.

Y es que claro, aquí cada uno tira hacia su propio costal, porque Telecinco puede costear la puja de esos derechos gracias a los beneficios obtenidos este año. Pero estos, que han sido los mejores de su historia, se deben principalmente a la publicidad, que han obtenido tras la prohibición de que la televisión pública pudiera financiarse por medio de ella.

Es verdad que puede ser un coste para los bolsillos de los españoles, pero las cifras de seguimiento de los partidos de la Champions justifican, en parte, lo que se ha pagado por ellos. Sino, podríamos llegar a un nuevo mundial como el de Alemania, en el que no había manera de que los españoles vieran los partidos, excepto pagando a la televisión de pago, claro. 

Andrés Velázquez

[email protected]