• En declaraciones a Hispanidad, el diputado de UPN, Carlos Salvador, explica que "en el mundo de la información y de la imagen lo justo es que a esa información se le añada una ecografía".
  • "Tenemos la obligación moral de, al menos, mostrar que es una vida humana lo que se está eliminando, no un tumor, ni un quiste: planteo esa reflexión", apunta el diputado de UPN.
  • Sobre si la reforma que prepara Gallardón pueda recoger la propuesta, señala: "No nos importaría que se incorpore esa novedad en la futura norma".
Tal y como informó Navarra Confidencial, el diputado de UPN en el Congreso, Carlos Salvador (en la imagen), ha presentado recientemente en el Congreso una propuesta para introducir en la ley del aborto la posibilidad efectiva de que las madres puedan ver una ecografía de su hijo antes de tomar la decisión de abortar, de tal manera que entre la información que se le facilite a la madre antes de tomar una decisión así, figure siempre una ecografía del hijo de manera obligatoria.

Como explica la propuesta de UPN, "lo que se pretende en este caso es añadir a la información que explicita la actual Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en su artículo 17 (la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo), una ecografía (por el medio técnico que se estime más oportuno), es decir, una imagen del ser humano no nacido".

Como ha explicado Salvador a Hispanidad, "la ley establece que para las mujeres que hayan decidido abortar, se les dé una información". "Hay un artículo que dice qué tipo de información es la que debe de contener ese sobre. Pero en esa información no se añade una ecografía. Creo que en el mundo de la información y de la imagen lo justo es que a esa información se le añada una ecografía".

El diputado de UPN ha añadido que "en la medida en que la ley desampara absolutamente en ese conflicto de intereses al no nacido, al menos pueda ser un instrumento de defensa de su propia existencia". "Que lo veamos como una vida, que es lo que es. Porque aquí se ha llegado a poner en cuestión que un no nacido era un ser vivo pero no era un ser humano. Creo que, al menos, jurídicamente, introducir ese instrumento equilibraría las posiciones jurídicas de quien está en conflicto, tanto la madre como el no nacido, que hoy en la ley no tiene ninguna defensa".

En ese sentido, Salvador ha insistido en que gran parte del problema del aborto hoy en día es "desvalorizar, quitarle valora a la vida, no querer ver en qué consiste realmente. Tenemos la obligación moral de, al menos, mostrar que es una vida humana lo que se está eliminando, no un tumor, ni un quiste". "Planteo esa reflexión". "Forma parte de una cierta pedagogía distinta que necesitamos sobre el valor de la vida".

Respecto a cómo cree que el grupo del PP pueda aceptar esta propuesta en la tramitación de su nueva ley del aborto, el diputado de UPN ha señalado: "Espero que la consideren positivamente. Y no nos importaría que cuando venga el texto, que desconocemos, se incorpore esa novedad en la futura norma".

La propuesta de UPN igualmente responde al espíritu de una serie de reflexiones contenidas en el Dictamen que aprobó por unanimidad el 17 de septiembre de 2009 el Consejo de Estado al examinar el expediente relativo al Anteproyecto de Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo que le fue remitido por Orden de 27 de julio de 2009, para su consulta.

A modo de ejemplo -señala la proposición de ley de UPN- en el apartado siete del Dictamen —sobre la 'Información a la mujer gestante'— el Consejo de Estado realiza una esclarecedora reflexión sobre el carácter que debería inspirar la reforma analizada, cuando afirma: "Respecto de la información que ilustra a la mujer para que opte libremente por continuar o interrumpir su embarazo, para ser eficaz, la información no puede ser estandarizada sino personalizada; no debe darse sólo por escrito, sino también verbalmente y, para servir de garantía al bien jurídico del feto, aun sin introducir consideraciones éticas ni religiosas, ha de orientarse a la protección de la maternidad y no al fomento de la interrupción voluntaria del embarazo, ofreciendo ayuda a la madre gestante".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]