Los gobernantes y en especial el Banco de España, se deben creer que somos tontos. Miren ustedes la cifras reales del regalo que todos le hemos hecho al BBVA y a su presidente, el señor Francisco González que las publicó Hispanidad ayer.

Algo hemos mejorado desde la CAM, pero solo algo. A este paso no va a haber dinero en España para reflotar bancos. Porque hay cola.

¿Cuál es la alternativa a este desastre? Puede dejar quebrar a los bancos quebrados. Una quiebra ordenada, si se desea, donde los depositantes reciban sus 100.000 euros por cuenta pero donde los inversores pierdan su dinero…. Como ocurre en cualquier otro negocio.

La crisis financiera empezó en 2007 y todos sabemos dónde nos ha traído. Lo malo es que está comenzando otra con los mismos mimbres que la anterior. O a lo mejor es la segunda parte de la misma.

Eulogio López

[email protected]