Pascual Sala sustituye a María Emilia Casas en el cargo
Estará al frente del TC los próximos dos años. El nuevo presidente se mostró, en su momento, favorable casi en su totalidad al Estatuto de Cataluña.
Mientras todavía está pendiente el nombramiento por parte del Congreso de varios miembros del Tribunal Constitucional, los que hay ahora han elegido a Pascual Sala como nuevo presidente en sustitución de María Emilia Casas.
Es el primer juez que alcanza la presidencia de la institución, hasta ahora siempre dirigida por catedráticos, pero su cercanía al PSOE, ya pone en tela de juicio parte de sus actuaciones -especialmente cuando cada día parece más cierto que la separación entre el poder ejecutivo y judicial es menos real-.
Licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia, ingresó en la carrera judicial en 1963 como número uno de su promoción, y llegó al Tribunal Constitucional en 2004, designado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), del que también fue presidente, al igual que del Tribunal Supremo, desde 1990 a 1996, en la última etapa de Gobierno de Felipe González.
Es magistrado de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Supremo y fue presidente del Tribunal de Cuentas (1988-1990), al que fue elegido como consejero a propuesta del PSOE.
Como datos destacados, ha sido un defensor de la validez constitucional del Estatuto de Cataluña en su casi totalidad, pero además estuvo en la tramitación del recurso del PP contra la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) que estableció la prórroga del mandato del presidente.
Aunque ha declarado que la justicia no debe ser politizada, lo cierto es que su cercanía a las ideas socialistas no auguran mucha diferencia, teniendo en cuenta que dos de los recursos que el TC tiene pendientes son del Partido Popular contra el matrimonio homosexual y contra el aborto.
Andrés Velázquez
[email protected]