• El político popular se cruzó de calle a propósito para encararse con una pequeña manifestación de jubilados septuagenarios situados frente al hotel Ritz de Madrid.
  • Los gritos iban contra De Guindos que participaba en un desayuno informativo, organizado por Nueva Economía Forum.
  • Los jubilados se lanzaron contra el coche de De Guindos, pero el asunto no pasó a mayores.
  • El ministro de Economía contraataca a Botín: la derrama que ha impuesto a los bancos para abonar el coste del canje de las preferentes beneficiará a las entidades bancarias.

Vicente Martínez Pujalte, portavoz el Grupo Popular en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso, de plena actualidad tras haber acusado al juez Castro de buscar protagonismo al imputar a la Infanta Cristina, ha sido golpeado en el hombro esta mañana por un jubilado septuagenario que se manifestaba junto a un reducido grupo de preferentistas(en la imagen) frente al Ritz , donde De Guindos protagonizaba un coloquio de Nueva Economía Forum.

La policía ha tenido que proteger a Martínez Pujalte, que bajaba por la Plaza de la Lealtad en dirección al Congreso de los Diputados, y ha cruzado la calle para encararse con los preferentistas. Estos, en declaraciones a Hispanidad, han manifestado que su actitud era provocadora, "se ha chuleado, ha querido provocarnos. No es normal que se cruce de acera y nos diga que por qué hemos firmado y que le pidamos cuentas al PSOE".  

Dentro del Ritz, De Guindos, el verdadero objetivo de los manifestantes, a quien el grupo intenta perseguir al  en todas sus comparecenciasm, también ha culpabilizado al PSOE del problema de las preferentes. "Hemos asumido un problema que hemos heredado", ha dicho el titular de la cartera de Economía

También ha hablado sobre la derrama exigida a los bancos para hacer frente a los costes de canje de las preferentes de las entidades nacionalizadas, una medida que ha sido criticada por Emilio Botín, quien consideraba que un banco como el Santander, que hizo las cosas bien, no tiene que asumir esos costes, y pidió que"cada uno pague lo suyo". De Guindos ha afirmado que este tipo de  apoyos, a la larga, "generarán sus frutos" y beneficiarán a las entidades bancarias en su conjunto.

Luis De Guindos ha defendido el resto de medidas adoptadas por el Gobierno relacionadas con las preferenetes: "Hemos aprobado un nuevo marco de comercialización que evitará futuros problemas similares. Se han establecido las medidas de arbitraje para que los ahorradores recuperen la inversión y se ha creado una comisión con el PSOE para seguir la problemática".

A la salida del acto, los jubilados, que no llegaban a medio centenar, se han abalanzado sobre el coche de De Guindos, pero el asunto no ha pasado a mayores. Los policías han actuado con una delicadeza exquisita. "¿Dónde está mi dinero", le gritaban al político unas señoras indignadas porque calculan que ya estarán muertas cuando puedan recuperar el dinero que invirtieron.

Sara Olivo
[email protected]