• Es decir, si el concurso se lo lleva ACS.
  • Y desde Génova presionan a la alcaldesa: un conflicto de ese calibre en vísperas de las elecciones municipales y autonómicas sería catastrófico para el partido.
  • Pero Botella está de salida y las presiones no le afectan lo más mínimo: Florentino se llevará el contrato.

El sindicato UGT ha dado un paso más y ha confirmado la amenaza. Tras exigir por escrito que no habrá despidos, ahora amenaza abiertamente con una huelga general de basuras en Madrid -y no sólo en la periferia- si se modifican las condiciones laborales de los trabajadores. En otras palabras: habrá paro general de recogida de basuras en la capital si finalmente la concesión de recogida de residuos en la periferia se la lleva ACS. Recuerden que Florentino Pérez, presidente de ACS, está empeñado en ganar el contrato y presentó una oferta a la baja que, según los sindicatos, implica despidos y/o reducción salarial.

Y en Génova tiemblan. Las consecuencias de una huelga general de basuras en la capital, en vísperas de las elecciones municipales y autonómicas, serían profundamente negativas para el PP y muy positivas para la oposición. Por eso, en las últimas horas, Ana Botella (en la imagen) ha visto cómo aumentan las presiones desde la cúpula del PP para que evite, como sea, este tremendo desenlace.

Pero Botella ya está de salida y le importan bien poco las presiones. Florentino se llevará el contrato y el futuro alcalde de la capital -del partido que sea- tendrá que lidiar con la situación.

Pablo Ferrer

[email protected]