Miles de manifestantes han roto un cordón policial en la inmediaciones de la sede del Parlamento Tras casi un mes en calma (las últimas protestas se produjeron a finales de enero), los ucranianos vuelven a las protestas contra el Gobierno.

Recordemos que estas se iniciaron a finales de noviembre de 2013, cuando el presidente, Víktor Yanúkovich, no firmó un acuerdo de asociación con la Unión Europea y, por contra, el presidente recibió un préstamo de Rusia.

Hoy martes, miles de manifestantes han roto un cordón policial en la inmediaciones de la sede del Parlamento de Ucrania.

Además de la reforma constitucional, que recortaría los poderes del jefe del Estado en favor de los del Legislativo, la oposición reclama la celebración de comicios presidenciales y parlamentarios anticipados.

Pero las protestas de la ciudadanía se dirigen contra un sistema y un Gobierno corruptos, en un país dominado por las mafias. Los ucranianos creen que un acuerdo con la UE les ayudaría a salir de ese círculo vicioso entre poder, corrupción y mafias. Y no andan muy desencaminados.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]