• Y la importancia de satisfacer las necesidades de la población ucraniana.
  • El estadounidense le pidió a Lavrov que retire las tropas que Rusia ha estado acumulando en los últimos días en las fronteras con Ucrania. 
El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov (en la imagen), se han reunido en París este fin de semana durante cuatro horas para tratar la situación política en Ucrania y rebajar la tensión en lo que respecta a la anexión de la región ucraniana de Crimea a Rusia.

De la reunión ha trascendido lo que el propio Kerry contó: "Estados Unidos y Rusia tienen diferencias de opinión sobre los sucesos que llevaron a esta crisis, pero ambos reconocen la importancia de encontrar una solución diplomática y de satisfacer las necesidades de la población ucraniana, sobre lo que estamos de acuerdo".

Y añadió: "Ambas partes han hecho sugerencias sobre los medios para rebajar las tensiones en la situación política y de seguridad dentro y en los alrededores de Ucrania". Aunque recalcó que las acciones rusas en la región de Crimea son "ilegales e ilegítimas".

"La definición de Ucrania corresponde a su pueblo. No vamos a adoptar ninguna decisión sobre la forma de Gobierno de Ucrania si sus representantes no están sentados en la mesa de negociación", señaló Kerry, tras el encuentro.

Según informa El País, el secretario de Estado de EEUU pidió a Rusia que retire las tropas que ha estado acumulando en los últimos días en las fronteras con Ucrania: "El incremento de la presencia militar está creando miedo e intranquilidad y, desde el punto de vista estratégico, no es la mejor forma de enviar el mensaje de que se quiere calmar la tensión", ha advertido Kerry tras la reunión.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]