• En noviembre, la suspensión de la firma del Acuerdo con la UE por el presidente Víktor Yanukóvich desencadenó una serie de manifestaciones y disturbios.
  • Parte de la población exigió durante meses al Ejecutivo de Kiev dar marcha atrás en su decisión y el acercamiento con Europa y acabaron tumbando su Gobierno.
  • Pero la tensión y las protestas prorrusas en el este contra el nuevo gobierno desembocaron en un conflicto armado.
  • El presidente ucraniano, Petro Poroshenko: "Firmando este acuerdo con la Unión Europea, Ucrania (...) está subrayando su elección soberana a favor de la adhesión futura a la Unión Europea".
  • El viceministro ruso de Exteriores advierte de "graves consecuencias" y ha afirmado que Rusia tomará medidas en caso de que afecte a su economía. 
Como se recordará, en Ucrania, el 21 de noviembre de 2013, la suspensión de la firma del Acuerdo de Asociación y el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea por el presidente Víktor Yanukóvich desencadenó una serie de manifestaciones y disturbios conocidos como Euromaidán. Después de 3 meses de enfrentamientos con las fuerzas policiales se produjo la destitución del presidente ucraniano, quien se refugió en Rusia.

Pero las nuevas autoridades de Kiev no fueron aceptadas por parte de la población, especialmente en el este y sur del país. La República Autónoma de Crimea y la ciudad de Sebastopol, con apoyo de milicias locales y fuerzas armadas rusas, el 16 de marzo de 2014, organizaron referendums; el 11 de marzo, proclamaron su independencia conjunta y el día 18 se adhirieron a Rusia.

Además, la tensión y las protestas prorrusas en el este contra el nuevo gobierno desembocaron en un conflicto armado en el país.

Todo ello no ha impedido que esta mañana, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea hayan firmado acuerdos de asociación y de libre comercio con Ucrania y también con Georgia y Moldavia. Es decir, el mismo acuerdo cuya abolición por Yanukóvich desencadenó toda la crisis ucraniana.

"Firmando este acuerdo con la Unión Europea, Ucrania está subrayando su elección soberana a favor de la adhesión futura a la Unión Europea", ha subrayado el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, que ha dejado claro que ve el acuerdo firmado este viernes como "un instrumento" para preparar al país a "lograr este objetivo".

El mandatario ucraniano ha asegurado que hoy es el día "más importante" para Ucrania tras obtener su independencia de la antigua Unión Soviética y ha insistido en que el acuerdo demuestra que "las cosas puedan cambiar drásticamente en poco tiempo si la voluntad de la gente es suficientemente fuerte", ironizando que aunque el acuerdo no se firmó en la cumbre de Vilna "el bolígrafo es el mismo".

Desde Moscú, sin embargo, el acuerdo se interpreta como un agravio de la UE. El presidente ruso, Vladímir Putin, ha advertido de que los esfuerzos "artificiales" desde el exterior para hacer elegir a Ucrania entre Europa y Rusia han llevado a la división de la sociedad ucraniana. "El golpe de Estado anticonstitucional en Kiev y los esfuerzos para llevar al pueblo ucraniano a hacer una elección artificial entre Europa y Rusia han llevado a la sociedad a dividirse y a un doloroso enfrentamiento interno", ha señalado Putin, en reacción a la firma de un Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la UE.

Pero su viceministro de Exteriores, Grigory Karasin, ha hecho de poli malo y ha sido más contundente al advertir de "graves consecuencias" y ha afirmado que Rusia tomará medidas en caso de que afecte a su economía. "Las consecuencias de la firma por Ucrania y Moldavia serán sin duda serias. Es importante que las partes entiendan (...) las consecuencias en las relaciones con otros socios, entre ellos Rusia, con la que tanto Moldavia como Ucrania tienen un acuerdo de libre comercio", ha subrayado Grigori Karasin.

Andrés Velázquez
[email protected]