• Un total de 32,8 millones de extranjeros visitaron nuestro país en los siete primeros meses del año.
  • Además del aumento de visitantes, hasta junio, cada extranjero gastó una media de 111 euros diarios, es decir, un 9,4% más que hace un año.
  • Los que nos visitan continúan siendo, en su mayoría, de Reino Unido, Alemania y Francia, aunque el número de estadounidenses es el que más ha subido.
  • Importante también el incremento de turistas rusos y de Europa del Este, que crecieron un 15% durante la segunda quincena de julio en comparación con el año anterior.
  • Estos datos contrastan con la caída del número de turistas españoles: las reservas del turismo nacional habían caído alrededor de un 5% en julio.
  • Mientras, el sindicato de 'gorrillas' ocupaba un hotel de lujo en Córdoba y ayudaba a la promoción del turismo en nuestro país.

Según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur), difundida por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en los primeros siete meses del año nos han visitado un total de 32,8 millones de extranjeros. Eso está muy bien, pero está mejor si esos turistas gastan más dinero durante su estancia. Y eso es, precisamente, lo que ocurrió hasta junio: cada extranjero dejó, de media, 111 euros diarios, esto es, un 9,4% más que hace un año.

Por otra parte, los que nos visitan continúan siendo, sobre todo, de Reino Unido, Alemania y Francia. Sin embargo, el mayor crecimiento corresponde a los estadounidenses. Los rusos y –así como los de países de Europa del Este- siguen con su tendencia creciente desde comienzos de año: durante la segunda quincena de julio aumentaron un 15% respecto al mismo periodo de 2011.

Pero no todo son buenas noticias. A los datos positivos de los extranjeros hay que unir el negativo de los turistas nacionales. Aunque todavía no hay cifras definitivas, en julio, los españoles habían realizado alrededor de un 5% menos de reservas hoteleras en la costa levantina, uno de sus destinos preferidos.

Aún así, no hay que preocuparse en exceso. Y es que el sindicato de 'gorrillas', capitaneado por José Manuel Sánchez Gordillo, se está encargando de promocionar el turismo de lujo en nuestro país. Ahora ha ocupado un palacio en Córdoba. Y no piensen que lo desaprovecharon: se bañaron en la piscina y comieron y bebieron en sus alrededores.

Lástima que, como ha afirmado Francisco José Mulero, director del complejo, Sánchez Gordillo se haya "estrellado" si lo que quería era "protagonizar un acto contra la nobleza" ocupando esas instalaciones. Y es que actualmente sólo se utilizan para bodas. Además, los jardines han sido declarados un Bien de Interés Cultural, por lo que "ocupar Moratalla es como ocupar el Museo del Prado", ha señalado el Mulero.

Andrés Velázquez
[email protected]