La corrupta serie 'Supervivientes' emitida por Telecinco ha logrado una audiencia de 2.930.000 espectadores, según el semanario "Supertele" del 29 de marzo al 4 de abril.

La madre de María José Campanario, Remedios Torres (en la imagen), no pudo ser una de las concursantes por el excesivo caché que ha exigió.

Torres, condenada a un año y once meses por intentar defraudar a la Seguridad Social, suscitó el interés de la productora tras demostrar su fuerte carácter en 'Sálvame Deluxe', pero pidió demasiado dinero por participar en 'Supervivientes' y no se pudo llegar  a un acuerdo.

'Supervivientes' es un programa basura de resistencia física, donde un grupo de concursantes son abandonados en una isla. Los supervivientes deberán sobrellevar las condiciones adversas y superarlas, aprovechando los alimentos que la naturaleza les pueda brindar e inventando métodos de adaptación y dominio del medio, como la obtención de fuego, un lugar en el que habitar o utensilios de caza y cocina.

Los concursantes son divididos en dos equipos, cada uno en un campamento. Todas las semanas deberán competir en una prueba. Los que pierden se someten a nominaciones y al voto del público. Cuando quedan solamente 10 concursantes, se unificarán en un equipo para competir entre ellos, por las recompensas dinerarias y, sobre todo, por ser el Robinson Crusoe.

'Supervivientes' ha alcanzado la séptima edición. Participan concursantes famosos y anónimos. La estancia geográfica del 'reality show' es Honduras, aunque se han emitido ediciones desde otros países. Este programa avergüenza al público, lo humilla y lo degrada. Emplea un vocabulario chabacano y vulgar. Muchas discusiones, insultos y broncas entre los concursantes. Sexo explícito y provocaciones eróticas.

He entresacado algunos comentarios al programa: "Lo que hacen estos chavales es penoso, vergonzoso, asqueroso. Todos los días se intenta destruir a una persona. Esto tiene un nombre en inglés: bullying!". "¡De verdad, que mediocres sois! ¿Cómo es posible que todos los días tengáis el mismo problema Y no sois capaces de corregirlo. Menuda porquería de cadena".

En el programa, la falta de comida comienza a mermar la moral de los concursantes. Son muchos los conflictos de convivencia a lo largo del programa, que es corrosivo, mezquino y degradante.

Clemente Ferrer

[email protected]