Mientras Mas y Rajoy se estrechaban la mano, la segunda del Gobierno ponía los puntos sobre las íes a la Generalitat

El mismo día y a la misma hora que Artur Mas y Mariano Rajoy se daban la mano en Barcelona ante el sector del automóvil para animar y tranquilizar a los inversores extranjeros, la vicepresidenta del Gobierno, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha puesto en valor la suspensión por parte del  Tribunal Constitucional del manifiesto soberanista catalán.

Al ser preguntada al respecto, ha advertido que estudia y estudiará impugnar ante el Tribunal Constitucional todo lo que haga falta en materia secesionista y, en concreto, la comisión creada por el parlamento catalán sobre el derecho a decidir. "Aquellas actuaciones que supongan incumplimientos de la suspensión, lo que el Gobierno va a hacer es enviarlas o incorporarlas al Tribunal Constitucional para que tengan sus efectos y para poner en evidencia la suspensión (de la declaración soberanista)".

No descarta tampoco otras vías, como la de los recursos independientes. También ha advertido a los políticos catalanes independentistas sobre la intención del Gobierno de hacer cumplir y hacer cumplir la Constitución en relación con las durísimas declaraciones que están realizando algunos de ellos relativas a las soberanía catalana. 

Sara Olivo

[email protected]