• Hablamos de BMN, Liberbank, Ceiss y Caja3.
  • Bruselas reconoce que los planes presentados por el Gobierno estaban "insuficientemente desarrollados".
  • La salida a bolsa de estas entidades es muy compleja después de la de Bankia.
  • Y lo del banco malo aún no se ha solucionado: la CE vuelve a llamar la atención sobre sus carencias: debe adoptar "un plan de negocios sólido y garantizar una buena supervisión de los acuerdos de venta".

Nueva llamada de atención de Bruselas al Gobierno español, esta vez a cuenta de los planes de viabilidad de las entidades del grupo 2, esto es, de Banco Mare Nostrum, Liberbank, Ceiss y Caja3. Según el informe remitido por la Comisión Europea, "las autoridades españolas presentaron a finales de noviembre una hoja de ruta para la salida a bolsa de bancos que han recibido ayudas públicas -ayudas que no son tales, sino créditos que hay que devolver-, pero los planes para los bancos del grupo 2 estaban insuficientemente desarrollados". Se puede decir más alto pero no más claro. El ministro de Economía, Luis de Guindos (en la imagen), tiene trabajo, y mucho.

Lo cierto es que, tras la salida a bolsa de Bankia -y, sobre todo, lo que ha venido después- estas cuatro entidades lo tienen muy difícil. ¿A qué precio saldrían a bolsa y, tras la experiencia de Bankia, ¿quién estaría dispuesto a comprar esas acciones Además, los cocos -bonos convertibles contingentes- recibidos por estas entidades tampoco son gratis, y conllevan unos intereses que, en las actuales circunstancias, pueden causar su ahogamiento. Si los planes de estas cuatro entidades no salen adelante, estaremos más cerca que nunca de un segundo rescate bancario. Rescate que Bruselas no está dispuesto a afrontar.

Por último, la CE vuelve a llamar la atención sobre el plan de negocios del banco malo. Para ser más precisos, sobre la falta de plan. "La SAREB se enfrenta a otros retos operativos de cara al futuro, entre ellos la adopción de un plan de negocios sólido y garantizar una buena supervisión de los acuerdos de venta". O sea, que a día de hoy siguen esperando que Belén Romana aclare las dudas sobre el funcionamiento de la sociedad que preside. Sobre todo, que aclare quién venderá esos pisos.

Mariano Tomás

[email protected]