Mientras, Fitch recorta el rating de viabilidad de BFA y de su filial BankiaLa agencia de calificación crediticia Moody's le ha dado un palo a la banca italiana y ha recortado la calificación a 26 bancos de ese país. ¿La excusa? La de siempre, la suya: las dificultades económicas que atraviesa Italia, el debilitamiento de los beneficios de las entidades y al acceso "restringido a la financiación".

Entre los bancos que han sufrido la revisión se encuentran los tres grupos principales de los bancos italianos Intesa San Paolo, UniCredit y Monte dei Paschi di Siena, así como otros de menor calado como Banco Popolare di Milano, Unione di Banche Italiane, Banca Sella Holding, Banco Popolare Societa Cooperativea, y Credito Emiliano.

Ejemplos concretos:

- Intesa San Paolo: Rebaja a A3 desde A2, perspectiva negativa.
- UniCredit: Recorta a A3 desde A2, perspectiva negativa.
- Monte dei Paschi di Siena: Baja a Baa3 desde Baa1, perspectiva negativa.
- Banco Popolare di Milano: Mantiene Baa3, perspectiva negativa.
- Unione di Banche Italiane: Reduce a Baa3 desde A3, perspectiva negativa.
- Banca Sella Holding: Rebaja a Baa3 desde Baa1, perspectiva negativa.
- Banco Popolare Societa Cooperativea: Recorta a Baa3 desde Baa2, perspectiva negativa.
- Credito Emiliano: Baja a Baa2 desde A3, perspectiva negativa.

También hoy otra de las del club -Fitch- ha recortado el rating de viabilidad de BFA y de su filial Bankia hasta 'c' desde 'bb-' ante la solicitud de la matriz de recibir capital público y la posibilidad de que sean necesarios más recursos para reforzar sus niveles de capital.

Recordemos que hace escasos días -el 30 de abril-, la otra agencia de calificación que queda, Standard & Poor's (S&P), bajó la nota a 11 bancos españoles, además de poner en perspectiva negativa a otros cinco. En concreto, a Santander (junto sus filiales Santander Consumer Finance y Totta), BBVA, Banesto, Ibercaja, KutxaBank, Banca Cívica, Bankinter, Sabadell, Barclays España y la Confederación española de cajas de ahorros (CECA). Además de otras cinco cuya nota ha sido colocada en perspectiva y a finales de mayo llegará la decisión final sobre su nota. Dentro de este segundo grupo se encuentran CaixaBank, La Caixa, Bankia, BFA y Banco Popular.

Y tres días antes, también Standard & Poor's rebajó en dos escalones la nota a la deuda soberana de España hasta situarla en BBB o aprobado alto, con perspectiva negativa, lo que atribuyó al volumen de deuda del país mientras su economía se contrae. Y ayer, la prima de riesgo española superó los 478 puntos...

Pero, como hemos dicho otras veces, las actitudes de estas agencias, casualmente todas ellas estadounidenses, no hacen sino incrementar las sospechas sobre sus inconfesables intereses al servicio de... especuladores sin escrúpulos que quieren forrarse a costa de los demás.

Andrés Velázquez
[email protected]