Sin embargo, la prima de riesgo se relaja hasta los 389 puntosComo ya saben ustedes, la Comisión Europea aprobó ayer ayudas públicas de 37.000 millones de euros para las cuatro entidades financieras nacionalizadas: BFA-Bankia, Novagalicia, Catalunya Banc y Banco de Valencia, recién adquirido por Caixabank.

A cambio de esta cantidad, que se suma a lo ya aportado por el Gobierno para el saneamiento de estas entidades, Bruselas impone severos planes de reestructuración en los próximos cinco años. Las entidades tendrán que reducir su tamaño en al menos un 60%, lo que implica despidos masivos, venta de filiales y participadas, prohibición de volver al negocio del ladrillo y dar créditos a las promotoras, regreso a sus regiones de origen y liquidación de la banca de inversión y del negocio al por mayor.

Pues bien: el anuncio de ayuda al sector financiero español ha tenido un efecto positivo sobre la prima de riesgo que, cuando estas líneas se escriben está por debajo de los 400 puntos, concretamente en los 389.

Sin embargo, la rentabilidad del bono español a diez años se situaba cuando se escriben estas líneas está en el 5,28%, que sigue siendo mucho. Es decir, que nos cuesta muy caro financiarnos. Y eso con independencia de que la prima de riesgo -el diferencial con Alemania- haya bajado.

Por cierto, a media sesión, el BBVA subía un 2,25% y el Santander un 1,86%...

Andrés Velázquez
[email protected]