• Juan José Hidalgo lo tiene claro: en 2 ó 3 años sustituirá a Iberia.
  • El presidente de Globalia pone el foco en Hispanoamérica: Brasil y Venezuela serán los primeros destinos que reforzará.
  • En lo que va de año, el negocio aéreo del grupo ha aumentado más de un 25%.
  • Y las cifras del grupo tampoco van mal: hasta junio, ha logrado un beneficio de 10 millones de euros.

Un poco de historia, que nunca viene mal. Air Europa nació en 1984, aunque comenzó a operar en noviembre de 1986, con vuelos charter entre España y Reino Unido. Sin embargo, cinco años después quebró, situación que aprovechó Juan José Hidalgo (en la imagen) para comprarla.

Tres años después, en 1993, Air Europa comenzó a ofrecer vuelos regulares. De este modo, en 1996 ya tenía más de 750 vuelos regulares semanales. Pero la crisis de 1997 la golpeó con fuerza y tuvo que alquilar parte de su flota a Iberia. Pero esa situación no duró mucho y en 1999 la aerolínea -ya agrupada en el holding Globalia- incorporó los primeros seis Boing 737 de nueva generación. Desde entonces, ha seguido creciendo.

Ahora, cuando va a cumplir 30 años de existencia, la aerolínea se plantea sustituir a Iberia, otrora la compañía española de referencia. Y el objetivo lo tiene al alcance de la mano, sobre todo porque Iberia ha pasado a un segundo o tercer plano dentro del grupo IAG mientras afronta la reestructuración más fuerte de su historia.

Hidalgo lo sabe y en una entrevista concedida este miércoles a la agencia Efe, pone fecha: en dos o tres años, Air Europa debe ser una "alternativa real" a Iberia.

La estrategia comienza por reforzar destinos en Hispanoamérica. Concretamente, Brasil y Venezuela. En el primer caso, la aerolínea aprovechará el próximo Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos para abrir nuevas rutas a Sao Paulo y Río de Janeiro, que completarán las que ya realiza a Salvador de Bahía. En Venezuela, el objetivo es abrir una ruta a isla Margarita y una séptima frecuencia a Caracas.

Hidalgo tiene muchos motivos para ser optimista. En lo que va de año, el negocio aéreo ha aumentado entre un 25% y un 30%, según afirmó él mismo durante la entrevista. Además, en los seis primeros meses de 2013, el beneficio del grupo fue de 10 millones de euros, frente a las pérdidas de 17 millones registradas en 2012.

Miriam Prat

[email protected]