La tasa interanual se sitúa en el 1,8% gracias a la menor subida de los precios de los medicamentos y de la energía

El INE ha confirmado este martes los datos que ya adelantó a finales del pasado mes: el Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó en julio un 0,5% respecto a junio y recortó tres décimas su tasa interanual, hasta el 1,8%.

Aunque la tasa ha bajado sigue lejos de la previsión del Gobierno, que confía en que podría cerrar el año por debajo del 1%. Difícil.

Por otra parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en julio en el 1,9% en tasa interanual, esto es, tres décimas menos que en junio. La inflación subyacente -no incluye los precios de productos energéticos ni de los alimentos no elaborados- cayó tres décimas, hasta el 1,7%.

El gran causante de la bajada del IPC en julio ha sido el precio de los medicamentos, que en 2012 subieron un 20,3% en tasa mensual debido a la entrada en vigor del copago farmacéutico. En 2013, estos precios han subido pero menos. Concretamente, la tasa interanual de julio se ha situado en el 3,7%, casi diez puntos por debajo de la del mes de junio.

Y sí, será difícil que el IPC de 2013 se quede finalmente por debajo del 1%, tal y como espera que suceda el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Andrés Velázquez

[email protected]