• Y en el primero de Alemania.
  • La multinacional ha tenido que vender el 20% de sus redes móviles para cumplir con las exigencias de Competencia.
  • Con la operación, la operadora culmina el proceso para concentrar su actividad en los grandes mercados: Alemania, Reino Unido, España y Brasil.
  • Precisamente en Brasil y tras la compra de GVT, la teleco se adjudicó este martes una de las frecuencias para ofrecer 4G. Es el país que más le interesa ahora para crecer.

Las cifras hablan por sí solas: tras la compra de E-Plus, Telefónica cuenta con 41 millones de líneas móviles y 48 millones de accesos si se suman las líneas fijas. Los ingresos anuales de Telefónica Deutschland rondarán los 7.900 millones de euros. De esta manera, la teleco que preside César Alierta (en la imagen), se convierte en el primer operador de móvil de Alemania y en el segundo de Europa. Pero no olvidemos que donde máas le interesa crecer, porque puede ser una de sus fuentes de mayores beneficios, es Brasil.

Eso sí, para completar la compra de la filial germana de KPN, Telefónica se ha tenido que desprender del 20% de sus redes móviles. Órdenes de Competencia, siempre tan diligente cuando se trata de empresas europeas.

En cualquier caso, con esta operación, Alierta ha culminado el proceso para concentrar su actividad en los grandes mercados. Hablamos de Alemania, Reino Unido, España y Brasil. En este país ha completado este verano la adquisición de GVT, la filial de la francesa Vivendi, por 7.200 millones de euros.

Precisamente, en Brasil, la teleco española se ha adjudicado una de las frecuencias de 700 MHz para ofrecer servicios de 4G. Para conseguirlo ha tenido que desembolsar 623 millones de euros, el mínimo establecido en la subasta. En todo caso, el mercado brasileño aún no está totalmente consolidado y seguirá dando titulares en las próximas semanas.

Pablo Ferrer

[email protected]