Un clan mafioso rumano tenían encadenada, torturada a latigazos, hambrienta y con la deuda tatuada con un código de barras como si fuera una mercancía.

Así mantenían secuestrada a una joven rumana de 19 años. También fue vendida, como una mercancía, por 3.000 euros.  

"Tu cita con el placer" es uno de los eslóganes publicitarios que los autobuses de la Entidad de Transporte Metropolitano de la ciudad del Turia ha venido exhibiendo. A pesar de las críticas recibidas por los habitantes de Valencia, los autobuses públicos de esta ciudad han dado la bienvenida a la publicidad de chiringuitos que ofrecen servicios de prostitución.

Entre los políticos, más del 80% se declara a favor de la supresión y más del 70% de los ciudadanos rechaza los anuncios de prostitución. En un futuro, este tipo de publicidad esta­rá prohibida en la prensa dia­ria, tanto de pa­pel como digital por lo que los chamizos dedicados a la prostitución no podrán anunciarse en los periódicos, y esta restricción afectará tam­bién a los medios audiovisuales.  

Ahora podrán reclamar la supresión de estos anuncios "el Ministerio Fiscal y las orga­nizaciones y entidades jurídicas públicas y privadas". El incumplimiento será considerado una "infracción", tal y como recogen la Ley General para la Defensa de los Consumidores y la Ley Ge­neral de Sanidad.  

Por otra parte, la congregación de las Auxiliares del Buen Pastor, se encarga de ayudar a las mujeres que se dedican a la prostitución y critican con dureza a las empresas periodísticas que permiten la publicación de anuncios de contactos.  Las Adoratrices del Santísimo Sacramento, a través del proyecto Erguete, acogen a mujeres que ejercen la prostitución y les dan apoyo psicológico y orientación para la inserción laboral.

El presidente de E-Cristians, recuerda a los empresarios de la prensa, con anuncios de sexo, que "la prostitución es legal, pero no lo es el proxenetismo ni la inducción a la prostitución". Y considera que "rechazar la publicidad de prostitución es caminar hacia la normalidad mediática, homologarse con Europa, porque España es el único país de Europa donde la prensa generalista inserta estos anuncios; ni el "The Times", ni "Le Figaro", ni "Le Monde los llevan".  

La opinión de la Iglesia Católica sobre la prostitución y anuncios de contactos es muy clara, "los medios de comunicación, mediante los anuncios de ofertas sexuales, se convierten, en función de los ingresos económicos, en cómplices de este mercado de seres humanos".

Clemente Ferrer



[email protected]