• Tanto la del PSOE como la del PP han sustituido a sus predecesores sin someterse al veredicto de las ciudadanos.
  • Díaz anunciaba hoy martes que no se presentará a la secretaria general del PSOE, pero nada ha dicho de no concurrir a las primarias.
  • La actual presidenta ha sido defensora de la ideología de género, o sea, aborto, en su comunidad autónoma.  
En la SER, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (en la imagen), ha explicado por qué ha decidido no optar a la secretaría general del PSOE: "Como mejor ayudo en estos momentos al PSOE es haciendo las cosas bien en Andalucía y demostrando que se pueden hacer de otra manera".  "Como contribuyo a Andalucía, a España y al prestigio de la política es cumpliendo mi palabra", ha manifestado, añadiendo que en su decisión ha valorado que "Andalucía es muy importante para España". "Tengo que darle estabilidad política a la comunidad autónoma más poblada de este país en un momento difícil".

Ha explicado que ha optado por no aspirar a liderar el PSOE tras haber "consultado con mucha gente y hablado con muchos compañeros" y ha expresado su voluntad de agotar la legislatura y de concurrir a las próximas elecciones autonómicas para "ganar".

No obstante, Díaz no ha dicho todavía que no vaya a optar a las primarias del PSOE para aspirar a la Presidencia del Gobierno de España, una convocatoria que exigen tanto Carme Chacón como Eduardo Madina.

Como se recordará, Susana Díaz llegó a la Presidencia de la Junta de Andalucía en sustitución de José Antonio Griñán -salpicado por el caso de corrupción de los EREs- pero no ha ganado unas elecciones.

Un caso similar, por tanto, al de la actual alcaldesa de Madrid, Ana Botella, quien llegó al cargo para sustituir a Alberto Ruiz Gallardón cuando este fue nombrado ministro de Justicia por Mariano Rajoy.

Pero, volviendo a Susana Díaz, se trata de un curioso perfil político, típico del socialismo andaluz: defensora de la ideología de género desde su anterior cargo  como consejera de la Presidencia e Igualdad, que se confiesa católica, miembro de una cofradía mariana de Sevilla y, al mismo tiempo, abortista declarada. 

Puro socialismo del siglo XXI…

Andrés Velázquez
[email protected]