La primavera árabe de Obama se tiñe de rojo

 

Continúan los enfrentamientos en Yemen entre grupos de opositores y el presidente Saleh.

Apenas hace unos días la OTAN tuvo que pedir perdón por la muerte en un bombardeo de 12 niños y dos mujeres en la provincia afgana de Helmand, en el sur de Afganistán. Y este lunes las tropas de la organización han sufrido un nuevo ataque en el que han fallecido 4 soldados italianos en la ciudad de Herat. De esta manera continúa el asedio sistemático que sufren las tropas aliadas frente a los talibanes.

Además, en Yemen, continúan los enfrentamientos entre manifestantes contrarios al presidente Saleh y fuerzas del orden. En el último parte se habla de 20 fallecidos a manos de las fuerzas del régimen. De esta manera, la primavera árabe del presidente Obama se sigue tiñendo de rojo. Lo que es llamativo es que ante los ataques que padece la población civil la OTAN no decida ponerse manos a la obra como hizo en el caso libio. Pero se comprende cuando se sabe que Yemen es uno de los países más pobres de la zona, y no cuenta con las riquezas que tiene Libia.

Pero mientras tanto, continúa la suma de fallecidos por la represión -el número asciende ya a 300-. Y en Afganistán ya se ha perdido la cuenta de muertos.

Andrés Velázquez

[email protected]