• Entre los cinco suman más de 26 millones de euros.
  • Aunque Sáenz (11,6) está muy por encima del segundo (FG: 4,97).
  • Y eso a pesar de la situación económica y financiera de nuestro país.
  • Si Cebrián fuera banquero, sería el segundo de la lista.

Los cinco principales banqueros de nuestro país cobraron, en total, 26,1 millones de euros en 2011. El que claramente se llevó el premio al mejor pagado fue Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander (en la imagen), que se embolsó nada más y nada menos que 11,6 millones de euros. El segundo de esta lista no podía ser otro que Francisco González, presidente del BBVA, que se quedó en los 4,97 millones de euros.

Emilio Botín, por su parte, recibió una remuneración cercana a la de FG, esto es, ganó 4,5 millones de euros, y eso teniendo en cuenta que se lo ha rebajado un 9% respecto a 2010. Por cierto, que Sáenz también se ha rebajado el sueldo un 8%.

Por otra parte, tanto Isidro Fainé, presidente de Caixabank como Rodrigo Rato, presidente de Bankia, no llegaron a los 3 millones de euros cada uno. El primero, que se ha congelado el sueldo, ganó 2,69 millones de euros, todo incluido, mientras que el segundo se embolsó 2,34 millones de euros. Claro que la nómina de Rato no podrá pasar de los 600.000 euros este año.

Al margen de los banqueros, el consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, ganó 8,2 millones de euros, a pesar de que la empresa que dirige perdió 451 millones de euros en 2011. Él tampoco sabe de estrecheces a pesar de la difícil situación económica y financiera que estamos atravesando en nuestro país.

Pablo Ferrer

[email protected]