• Y el Gobierno se niega: asegura que ambas entidades nacionalizadas no son comparables.
  • El Santander asegura que, a pesar de los 9.080 millones europeos, la entidad precisará de una nueva aportación de capital entre 1.500 y 2.000 millones de euros.
  • Y desde luego, del BBVA no se quiere saber nada.
  • Deutsche y Kutxabank siguen interesados en el cuaderno de ventas.

Catalunya Banc será subastada a partir de la segunda quincena de enero, cuando City haya elaborado el segundo cuaderno de ventas.

Todo parecía listo para que el Santander se hiciera con la que fuera la tercera caja de ahorros de España, pero Emilio Botín ya no lo ve tan claro. Más bien es una protesta por lo que consideran un trato de favor a Caixabank, quien se ha hecho con Banco de Valencia con una recapitalización -otra más- de 4.000 millones de euros y, lo que es más importante, con un Esquema de Protección de Activos (EPA) por el 7,5% para pérdidas potenciales. Es decir, se había dicho que ya no habría más epas pero ahora resulta que se vuelve a hacer una excepción.

Pues bien, Santander y Sabadell, los dos primeros candidatos a hacerse con Catalunya Banc, quieren el mismo trato que Caixabank, quieren un epa. Sólo que el ministro de Economía, Luis de Guindos (en la imagen) se ha negado en redondo: no habrá más epas. Y todo ello tras la buena noticia de que Europa va a destinar más de 9.000 millones de euros a Catalunya Banc.

El Santander tira de cifras. Con el primer cuaderno de venta en la mano -City está preparando el segundo- asegura la recapitalización con créditos blandos europeos no será suficiente y que el comprador precisará entre 1.500 y 2.000 millones más.

A eso hay que sumarle un coste previsto para cierre de oficinas y reducción de plantilla de otros 500 millones. Y además, el coste potencia de los impagos de crédito promotor e hipotecas personales no trasladados al FROB (todos los inferiores a 100.000 euros).

Ahora bien, todo esto no dejan de ser las cuentas de la lechera. Lo cierto es que todos los postores -también Deutsche Bank, Kutxabank o JC Flowers- piden lo mismo que se le ha otorgado a Caixabank con el Banco de Valencia. Y lo que también está claro es que Luis de Guindos no está dispuesto a otorgarlo.

Y por cierto, el BBVA, que ya se hizo con Unnim y está interesado en Catalunya Banc (bueno, y en Nova Galicia Banco), se queda en fuera de juego. El presidente de la entidad, Francisco González, ha cosechado los mayores cabreos de Luis de Guindos y del FROB con su actitud, especialmente con su negativa a entrar en el capital del FROB.

Además, en el caso de Catalunya Banc tampoco está previsto ni el troceo ni la venta  previa del grupo de oficinas, como en el caso BMN. La verdad es que Adolf Todó ha hecho una buena labor de reestructuración y se pretende que no se pierda ni la marca, aunque eso es más complejo.

Eulogio López

[email protected]