"Obama habla desde el corazón, tiene América en su corazón", ha dicho en Los Desayunos de RTVE, uno de los escasos medios para los que ha hablado

Steven Spielberg ha visitado España para promocionar su última película Lincoln, nominada a 12 oscars y protagonizada por Daniel Day Lewis y Sally Field. El gran director norteamericano se ha negado a conceder entrevistas a los más diversos medios.

La perplejidad ha cundido entre la prensa española que no se explica los extraños criterios que se han seguido a la hora de diseñar la estrategia de promoción de una superproducción de semejante importancia.

Sí ha hablado Spielberg para "Al rojo vivo", de La Sexta, y para los Desayunos de TVE donde ha sido entrevistado por María Casado junto a Day Lewis en la mañana de este jueves. Y ahí se ha revelado el misterio. Al ser preguntado por la periodista por qué había elegido a la cadena pública y no a tantos otros medios ha afirmado, en la más pura línea de la familia Bardem, salvando las distancias, que él quería hablar de política. Los Desayunos de TVE no tienen ninguna sección de cine, como tampoco "Al rojo vivo". 

Caprichos del director progre con debilidad confesa y militante por la política de Obama. En la entrevista -que sorprendentemente ya no se puede ver en la página web de RTVE por asuntos de derechos-, Spielberg se ha referido a la crisis mundial y la importancia de la valía de los líderes políticos: "La gente tiene que mirar más allá de la televisión o la prensa. Y ponderar si un líder habla de corazón y lucha por sus propias creencias o se limita a transmitir las ideas de otros. Y creo que Obama habla desde el corazón, tiene América en su corazón". 

Sara Olivo
[email protected]